Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Violaine Vanoyeke – El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)

Violaine Vanoyeke – El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)

Violaine Vanoyeke – El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)

Violaine Vanoyeke - El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)

Violaine Vanoyeke – El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Violaine Vanoyeke – El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)

—Ahora puedes ser faraón si lo deseas —murmuró Helena a Alexandros, con los ojos llenos de lágrimas—, has cumplido tu deber para con tu tío, el sabio Kruptos.

Velaste por él en sus ancianos días y le procuraste todos los cuidados que necesitaba.

Los miembros del Consejo de Filipos no podrían reprocharte negligencia alguna.

—¿Crees de veras que los miembros del Consejo me habrían metido en prisión si no hubiera estado presente durante los últimos días de su vida? No hacía falta que Solón sometiera antaño a votación una ley que condenase al pago de una multa y castigara con la atimia
a quienes abandonan a sus padres en la miseria para que yo diera prueba de genoboskia. —Alexandros ahogó un sollozo—. Yo le quería y le respetaba —añadió.

—Lo sé —dijo Helena, mientras se juntaba los bordes de la capa de piel de cabra sobre el pecho.

—Confío en haber cumplido con todos los ritos funerarios dignos de tan gran hombre.

La joven se contentó con posar la mano sobre su brazo para tranquilizarle. Desde la víspera había visto a su esposo lavar el cuerpo de su tío con perfumes de diversas fragancias y vestirlo con una sencilla túnica inmaculada, pues la ley prohibía a los griegos enterrar a sus muertos con más de tres vestiduras. Tras vendar cuidadosamente su cuerpo con lentitud de gestos, nada habitual en él, procedió a envolverlo con una mortaja. Luego pidió a Helena que le ayudara a elegir las joyas con las que adornar a su tío. Como este vivía en la mayor sobriedad, la joven le había aconsejado que optase por un anillo y un brazalete, y que colocara las demás joyas de familia que poseía Kruptos en su tumba, junto con un pastel de miel destinado a calmar a Cerbero, el perro de los Infiernos.

Pese a la renuencia de Alexandros, ella misma había depositado un óbolo en la boca del difunto para pagar al nauchel Caronte la travesía del río de los Infiernos.

—En Macedonia ya casi se ha perdido esa costumbre —le había dicho Alexandros.

—Pero antaño era usual —había replicado ella—, y en Egipto prestamos suma atención a las voluntades divinas.

Helena apartó de la suntuosa cama donde se hallaba tendido Kruptos los lequitos dispuestos la víspera bajo el lecho mortuorio. El tío de Alexandros había permanecido expuesto en el vestíbulo de la casa, con la cabeza orientada hacia el interior y los pies en dirección a la puerta, como exigía la tradición.

La joven subió un poco más la almohada sobre la que reposaba la cabeza de Kruptos, coronada de flores. Indicó con un ademán a los sirvientes, encargados de protegerlo de la luz y los insectos mediante sombrillas y abanicos, que pasaran a la habitación contigua. Solo permanecieron en la estancia las plañideras, que se echaban ceniza sobre las cabezas, se arañaban el rostro y se daban golpes en el pecho entre lamentos y alaridos. Algunas incluso alzaban los brazos al cielo.

—Me he sentido muy halagada por haber podido velar a Kruptos —murmuró Helena a Alexandros—. Al fin y al cabo, no era ni su hermana, ni su madre, ni su esposa, ni su hija…

—Pero sí su sobrina.

—Solo política.

—Él te quería como a una hija.

—¿Podré formar parte del cortejo fúnebre?

Alexandros le cogió la mano.

—En la morada que hoy habita, Kruptos jamás me perdonaría que te lo impidiera.

¿Acaso no vistes ropas de luto? ¿Acaso no te has cortado el cabello para testimoniar tu dolor? Éramos los únicos parientes de Kruptos.

Título: El enigma de la egipcia (PDF-EPUB)
Autores: Violaine Vanoyeke
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.4 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Violaine Vanoyeke - El enigma de la egipcia (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Violaine Vanoyeke - El enigma de la egipcia (PDF-EPUB) —Ahora puedes ser faraón si lo deseas —murmuró Helena a Alexandros, con los ojos llenos de lágrimas—, has cumplido tu deber para con tu tío, el sabio Kruptos. Velaste por él en sus ancianos días y le procuraste todos los cuidados que necesitaba. Los miembros del Consejo de Filipos no podrían reprocharte negligencia alguna. —¿Crees de veras que los miembros del Consejo me habrían metido en…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.