Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Veronica Rossi – Through the Ever Night (PDF)

Veronica Rossi – Through the Ever Night (PDF)

Veronica Rossi – Through the Ever Night (PDF)

Veronica Rossi - Through the Ever Night (PDF)

Veronica Rossi – Through the Ever Night (PDF)

Introduccion del Libro Veronica Rossi – Through the Ever Night (PDF)

Han pasado meses desde que Aria vio por última vez a Perry. Han pasado meses desde que Perry fue nombrado el Lord de la Sangre de los Tides, y a Aria se le asignó una misión imposible.

Los Tides no tratan con amabilidad a Aria, una ex-habitante de la Cápsula. Y con el empeoramiento de las tormentas del Éter amenazando la precaria existencia, Aria empieza a temer que dejar atrás a Perry podría ser la única manera de salvarlos a ambos.

Amenazados por falsos amigos, enemigos ocultos, y poderosas tentaciones, Aria y Perry se preguntan, ¿su amor podrá sobrevivir a través de la noche eterna?

Prólogo

Aria estaba aquí.

Perry siguió su esencia, moviéndose rápidamente a través de la noche. Mantuvo la calma incluso mientras examinaba el oscuro bosque, aunque su corazón latía en su pecho. Roar le había dicho que ella estaba de vuelta al exterior, había enviado incluso una violeta con un mensaje como prueba, pero Perry no lo creería hasta que la viera.

Llegó a un lugar de piedras y dejó caer su arco, carcaj y morral. Luego brincó, saltando de roca en roca hasta que se encontró en la parte superior. El cielo estaba cubierto con una gruesa capa de nubes que brillaban suavemente con la luz del Éter. Echó un vistazo a las colinas, su mirada se detuvo en un tramo de tierra estéril. Una cicatriz plateada, chamuscada, dejada por las tormentas de invierno.

Gran parte de su territorio, dos días hacia el oeste, se veía igual.

Perry se tensó cuando vio la cola de una fogata en la distancia. Inhaló y captó el olor de humo en una ráfaga fría. Eso tenía que ser ella. Estaba cerca.

―¿Algo? ―exclamó Reef. Se puso de pie a unos veinte metros más abajo. El sudor brillaba en su piel marrón oscura, corriendo a lo largo de la cicatriz que iba desde la base de la nariz hasta arriba a su oreja, dividiendo su mejilla, y estaba respirando pesadamente. Apenas hace unos meses habían sido extraños. Ahora Reef era el jefe de su guardia, rara vez no estaba a su lado.

Perry bajó y aterrizó con un crujido húmedo en un parche de nieve derretida.

―Ella está hacia el este. Un kilómetro y medio. Tal vez menos.

Reef se pasó una manga por la cara, alejando sus trenzas y limpiándose el sudor.

Por lo general, se mantenía sin ningún esfuerzo, pero dos días a un ritmo marcado había sacado la década entre ellos.

―Dijiste que nos ayudaría a encontrar el Perpetuo Azul.

―Nos ayudará ―dijo Perry―. Te lo dije. Necesita encontrarlo, así como nosotros.

Reef se dirigió hacia arriba, llegando a menos de treinta centímetros de Perry, y entrecerró los ojos.

―Me dijiste eso. ―Él inclinó la cabeza e inhaló, el gesto audaz y animal. Él no restaba importancia a su Sentido como Perry hacía―. Pero no es por eso que hemos venido detrás de ella ―dijo.

Perry no podía leer sus propios ánimos, pero podía imaginar las esencias que Reef había absorbido.

Entusiasmo, verde, fuerte y vivo. Deseo, espesor y almizcle. Imposible perderse.

Reef era un Scire también. Sabía exactamente lo que Perry sentía en estos momentos, a pocos minutos de ver a Aria. Las esencias nunca mentían.

―Es una de las razones ―dijo Perry de modo tirante. Tomó sus cosas, poniéndolas en su hombro con un impaciente estirón―. Acampa aquí con los otros. Estaré de vuelta para la salida del sol. ―Se volteó.

―¿Salida del sol, Perry? ¿Piensas que los Tides quieren perder otro Lord de la Sangre?

Perry se congeló y volvió a darle la cara.

―He estado aquí afuera cientos de veces por mi cuenta. Reef asintió.

―Seguro. Como un cazador. ―Tomó un odre de su cartera de piel, sus movimientos casuales y lentos, aunque todavía estaba sin aliento―. Ahora eres más que eso.

Perry miró dentro del bosque.

Twig y Gren estaban allí, escuchando y viendo el peligro. Ellos habían estado protegiéndolo desde que salió de su territorio. Reef tenía razón.

Aquí, en la zona fronteriza, la supervivencia era la única regla. Sin su protección, su vida estaría en peligro. Perry dejó escapar un lento suspiro, su esperanza de pasar una noche a solas con Aria fugándose.

Reef tapó el corcho de su odre con un golpe firme.

―¿Y bien? ¿Qué manda mi Lord?

Perry negó con la cabeza por su formalidad, la manera de Reef de recordarle su responsabilidad. Como si pudiera olvidarlo.

―Tu Lord se tomará una hora solo ―dijo, y se alejó trotando.

―Peregrine, espera. Necesitas…

―Una hora ―exclamó Perry por encima de su hombre. Lo que sea que Reef quería, podía esperar. Cuando estuvo seguro de haber dejado a Reef atrás, Perry afirmó el agarre en su arco y arrancó a correr. Las esencias pasaban en un destello mientras se colaba por los árboles. El rico, prometedor olor de tierra mojada. El humo de la fogata de Aria. Y su esencia. Violetas, dulces y extrañas…

Título: Through the Ever Night (PDF)
Autores: Veronica Rossi
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.2 MB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Veronica Rossi - Through the Ever Night (PDF) Introduccion del Libro Veronica Rossi - Through the Ever Night (PDF) Han pasado meses desde que Aria vio por última vez a Perry. Han pasado meses desde que Perry fue nombrado el Lord de la Sangre de los Tides, y a Aria se le asignó una misión imposible. Los Tides no tratan con amabilidad a Aria, una ex-habitante de la Cápsula. Y con el empeoramiento de las tormentas del Éter amenazando la precaria existencia, Aria empieza a temer que dejar…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.