Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Rodrigo Royo – Todavía (PDF-EPUB)

Rodrigo Royo – Todavía (PDF-EPUB)

Rodrigo Royo – Todavía (PDF-EPUB)

Rodrigo Royo - Todavía (PDF-EPUB)

Rodrigo Royo – Todavía (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Rodrigo Royo – Todavía (PDF-EPUB)

La tierra era seca y pobre. En invierno, las heladas la cubrían todas las noches con un manto de escarcha, que no se derretía hasta bien entrada la mañana, cuando el tímido sol, perezoso para levantarse, lograba trabajosamente perforar la bruma, que se acostaba en las laderas de los montes, cubriendo por completo la llanura inhóspita. La escarcha y él sol peleaban sobre los terrones de tierra labrada el día anterior, sobre los rastrojos, que ya no eran dorados, ni amarillos siquiera, sino de un color entre ocre y ceniciento, después que las puntas del rastrojo, en los trigales segados el verano anterior, habían sido mordidas, casi hasta la raíz, por las cabras y por el frío del invierno. La escarcha, en su empeño por prevalecer, se aferraba con pasión a las hojas serriformes de las rucas, con su increíble color verde botella, y a las hojas ovaladas y aterciopeladas de las collejas, color verde olivo, y se hacía fuerte en las superficies lisas de los pedruscos, en las briznas de paja despreciadas por las ovejas, en el minúsculo caparazón de los caracoles muertos. El sol recién nacido, que por su debilidad parecía más bien un sol agonizante, atacaba a la escarcha en toda la inmensidad de la llanura casi infinita, con sus millones de rayos oblicuos y prácticamente paralelos entre sí, y muchas veces la escarcha le ganaba la batalla al sol y se mantenía todo el día y enlazaba por la noche con la escarcha del siguiente amanecer.

Pero, otros días, el sol le ganaba la batalla a la escarcha fácilmente, olímpicamente, en muy pocos minutos, y entonces un espejo cóncavo y terso, de un azul imposible, se adueñaba de toda la tierra y todo quedaba iluminado como en el primer día de la creación. El aire no se estremecía. Esbeltas y bien trazadas columnas de humo ascendían impávidas hacia lo alto, desde las madrugadoras chimeneas de las casas de Alea, y la quietud y el silencio eran tan cristalinos que el simple piar de las totovías parecía romper el equilibrio como un cataclismo.

En verano era muy diferente. Un sol implacable machacaba la tierra calcinada, hasta pulverizarla. La sed dominaba al paisaje. Las ovejas y las cabras caminaban con paso cansino, y cuando se acostaban a la siesta, a la sombra de algún olmo o algún nogal, se las veía carlear como perros. Se podía apreciar cómo la tierra misma sentía la sed con ansiedad humana, tanto como los animales. Nubes de polvo cubrían con frecuencia el horizonte, cegando a veces el sol con un amenazador celaje rojizo y, súbitamente, cuando menos se esperaba, se formaba y descargaba la tormenta, que arrasaba las escuálidas cosechas con un granizo tan gordo, en ocasiones, como huevos de gallina.

Título: Todavía (PDF-EPUB)
Autores: Rodrigo Royo
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.3MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Rodrigo Royo - Todavía (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Rodrigo Royo - Todavía (PDF-EPUB) La tierra era seca y pobre. En invierno, las heladas la cubrían todas las noches con un manto de escarcha, que no se derretía hasta bien entrada la mañana, cuando el tímido sol, perezoso para levantarse, lograba trabajosamente perforar la bruma, que se acostaba en las laderas de los montes, cubriendo por completo la llanura inhóspita. La escarcha y él sol peleaban sobre los terrones de tierra labrada el día anterior, sobre los rastrojos, que ya no eran…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.