Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Robert Ludlum – La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)

Robert Ludlum – La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)

Robert Ludlum – La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)

Robert Ludlum - La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)

Robert Ludlum – La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Robert Ludlum – La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)

No llovía aún, pero el cielo plomizo no tardaría en descargar. El aire mismo parecía a la espera, acobardado. El joven cruzó desde Unter den Linden al Marx-EngelsForum,  donde las gigantescas estatuas de bronce de los padres del socialismo teutón miraban hacia el centro de la ciudad con ojos ciegos y absortos. Tras ellos, frisos de piedra plasmaban la gozosa vida del hombre bajo el comunismo. Seguía sin caer una sola gota. Pero caería pronto. Sin tardar mucho, las nubes estallarían y el cielo rompería por fin. Era una inevitabilidad histórica, pensó el joven, recordando con sorna la jerga socialista. Era un cazador que seguía el rastro de su presa, y estaba más cerca de ella que nunca. Era, por tanto, primordial que ocultara la tensión que brotaba dentro de él.

Parecía uno más entre un millón en aquel autoproclamado paraíso de lostrabajadores. Había adquirido sus ropas en el Centrum Warenhaus, el gran centro comercial de Alexanderplatz: no había muchos más sitios donde se vendieran prendas de hechura tan burda. Pero no era sólo su atuendo lo que le daba el aspecto de un obrero de Berlín Este. Era su forma de caminar, aquel andar apático, obediente y rastrero. Nada en él dejaba traslucir que había llegado del Oeste apenas veinticuatro horas antes. Hasta hacía unos instantes, estaba seguro de haber pasado desapercibido.

Una punzada de adrenalina tensó su piel. Creía reconocer los pasos que oía tras él en su larga caminata por Karl-Liebknecht-Strasse. Su ritmo le resultaba familiar.

Todos los pasos eran iguales y todos, sin embargo, eran distintos: había diferencias de peso y andares, variaciones en la composición de las suelas. Los pasos eran el solfeo de una ciudad, le había dicho a Belknap uno de sus instructores: tan corrientes que nadie reparaba en ellos y no obstante tan distinguibles para un oído bien entrenado como podían serlo las voces. ¿Los había distinguido bien Belknap?

No podía aceptar que le siguieran, ni siquiera como hipótesis. Tenía que estar equivocado.

O debía enmendar su error.

Todd Belknap, miembro novato de la rama ultrasecreta del Departamento de Estado estadounidense conocida como Operaciones Consulares —Op Cons en la jerga interna—, se había granjeado cierta reputación por su capacidad para encontrar a personas que preferían permanecer en el anonimato. Como la mayoría de los rastreadores, trabajaba mejor solo. Si el objetivo era mantener vigilado a un individuo, lo óptimo era un equipo cuanto más grande mejor. Pero un hombre que se había esfumado no podía ser sometido a vigilancia convencional. En esos casos, todos los recursos de la organización se ponían al servicio de la caza: era lo rutinario.

Sin embargo, los mandamases de Op Cons sabían desde hacía tiempo que a veces convenía dejar a su aire a un único agente dotado de ciertos talentos. Permitir que se moviera por el mundo solo, sin el estorbo de un costoso séquito. Libre para seguir sus corazonadas. Libre para dejarse guiar por su olfato.

Un olfato que, si todo iba bien, podía conducir a Belknap hacia su presa, un agente americano llamado Richard Lugner que había traicionado a los suyos.

Después de seguir docenas de pistas falsas, Belknap estaba seguro de haber dado por fin con su rastro.

Pero ¿había dado alguien con el suyo? ¿Estaba el cazador siendo cazado?

Volverse de pronto resultaría sospechoso. Se detuvo y, mientras fingía un bostezo, miró a su alrededor como si observara las estatuas monumentales. En realidad, estaba listo para evaluar de un solo vistazo a todo aquel que se encontrara en sus inmediaciones.

No vio a nadie. Un Marx de bronce sentado, un Engels en pie: miraban, enormes y ceñudos, por encima de sus barbas y bigotes verdigrises. Dos hileras de tilos. Una extensión de césped mal cuidado. Enfrente, la caja de cristal cobrizo, tosca y alargada, del Palast der Republik. Un edificio semejante a un ataúd, como construido a propósito para sepultar el espíritu humano. La explanada, sin embargo, parecía vacía.

Título: La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB)
Autores: Robert Ludlum
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.5 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Robert Ludlum - La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Robert Ludlum - La estrategia de Bancroft (PDF-EPUB) No llovía aún, pero el cielo plomizo no tardaría en descargar. El aire mismo parecía a la espera, acobardado. El joven cruzó desde Unter den Linden al Marx-EngelsForum,  donde las gigantescas estatuas de bronce de los padres del socialismo teutón miraban hacia el centro de la ciudad con ojos ciegos y absortos. Tras ellos, frisos de piedra plasmaban la gozosa vida del hombre bajo el comunismo. Seguía sin caer…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.