Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Richard Ford – El señor de las cenizas (PDF-EPUB)

Richard Ford – El señor de las cenizas (PDF-EPUB)

Richard Ford – El señor de las cenizas (PDF-EPUB)

Richard Ford - El señor de las cenizas (PDF-EPUB)

Richard Ford – El señor de las cenizas (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Richard Ford – El señor de las cenizas (PDF-EPUB)

Dentro del refugio cubierto de pieles estaba oscuro y silencioso, casi pacífico. Nada se movía excepto un solitario pedazo de piel de animal que se había soltado en la noche, dejando que la luz del amanecer se filtrara hacia el interior de la tienda mientras flameaba en la suave brisa.

Endellion tomó aliento profundamente y percibió el penetrante olor salino de carne sudada y sexo trasnochado. A su alrededor, media docena de guerreros khurtas profundamente dormidos, agotados después de haber pasado una larga noche, yacían sobre pieles. El recuerdo la hizo sonreír. Lo habían dado todo para estar a la altura, pero ella era una elharim, y ni siquiera media docena de ellos habían logrado satisfacer su apetito, ni mucho menos.

El que yacía a su lado —ignoraba su nombre, no le servía de nada conocer sus nombres— tenía las marcas de sus uñas en la espalda, en carne viva y amoratadas en la pálida piel. Era guapo; tenía una piel bastante tersa para ser un khurta y en el rostro no se apreciaban aún cicatrices de guerra y violencia. Eso era poco común en los de su clase. A ella le había costado bastante tiempo encontrar a muchachos así —los khurtas eran una raza famosa por su fealdad—, pero después de mucho buscar había conseguido escoger entre los más jóvenes y los más fuertes. Ninguno la había rechazado. Ninguno se había atrevido.

Con un dedo recorrió la línea que una de sus uñas le había dejado en la piel. El muchacho se agitó ante el roce pero no se despertó. La noche anterior había gritado cuando ella lo marcaba, cuando hundía sus dedos en la carne, incitándolo,acicateando su lujuria. Él se había desempeñado bien; había sido uno de los mejores yde los más dispuestos a complacerla. Se había ganado que ella le hubiera otorgado una cicatriz de batalla como aquella. Y a los khurtas les encantaban las cicatrices.

Un ruido proveniente del exterior le hizo olvidar la sequedad de su garganta y el embotamiento que tenía en la cabeza. Era el sonido de una piedra raspando acero.

Endellion se levantó del montón de pieles y sorteó hábilmente los cuerpos que la rodeaban. Encontró su ropa apilada en un rincón, se vistió con rapidez y se puso las botas. Tras lo cual se sujetó la espada a la cintura y con una piel se cubrió los hombros para protegerse del frío aire invernal. Después de echar una última mirada divertida a los khurtas exhaustos que yacían en su tienda, apartó la cortina de piel ysalió a la mortecina luz de la mañana.

Él estaba sentado a menos de veinte metros de distancia, y aunque el sol permanecía oculto tras un lúgubre banco de nubes, de todas formas parecía brillar.

Endellion no pudo reprimir una sonrisa mientras avanzaba hacia él, observándolo poner a punto esa hoja, raspando la piedra de afilar contra el acero de las Riverlands.

Aunque se encontraban a más de mil quinientos kilómetros de su tierra natal en el norte, cada vez que posaba los ojos sobre Azreal sentía que jamás se había marchado.

Él era el hogar para ella. Todo lo que siempre había deseado.

Título: El señor de las cenizas (PDF-EPUB)
Autores: Richard Ford
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.7 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Richard Ford - El señor de las cenizas (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Richard Ford - El señor de las cenizas (PDF-EPUB) Dentro del refugio cubierto de pieles estaba oscuro y silencioso, casi pacífico. Nada se movía excepto un solitario pedazo de piel de animal que se había soltado en la noche, dejando que la luz del amanecer se filtrara hacia el interior de la tienda mientras flameaba en la suave brisa. Endellion tomó aliento profundamente y percibió el penetrante olor salino de carne sudada y sexo trasnochado.…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.