Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Richard Ford – La corona rota (PDF-EPUB)

Richard Ford – La corona rota (PDF-EPUB)

Richard Ford – La corona rota (PDF-EPUB)

Richard Ford - La corona rota (PDF-EPUB)

Richard Ford – La corona rota (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Richard Ford – La corona rota (PDF-EPUB)

El Puente del Salvador cruzaba el Storway a la altura en que el río separaba Steelhaven de la Ciudad Vieja. No cabía duda de que se le había bautizado así para homenajear al teutón Arlor, aquel idolatrado héroe de antaño, a quien las numerosas e ignorantes masas habían ascendido a la categoría de divinidad.

Desde el centro del puente, mirando hacia el norte, se alcanzaba a ver el río serpenteando entre prados y bosques durante varios kilómetros. En su camino hacia la ciudad, el curso de agua arrastraba consigo toda clase de ofrendas de la tierra, los desechos de los Estados Libres, los hinchados cadáveres de una nación condenada.

También traía a la presa de Bosque.

La lluvia caía con fuerza, empapándole la capa, rebotando en el puente y bajando velozmente hacia el río. Desde el centro del puente, Bosque alcanzaba a ver la barcaza que flotaba en el agua, navegando en su dirección. Sus cuatro remos a cada lado se sumergían rítmicamente, empujados con suavidad por poderosos remeros. Enla proa se ubicaba un hombre alto, con la capucha echada hacia atrás a pesar del tiempo inclemente. El orgullo de su porte era evidente incluso a esa distancia. Pero era de esperar: era un general de las afamadas Compañías Libres, un señor mercenario, templado en el campo de batalla; no solo hábil con la espada, sino también astuto; caso contrario no se habría mantenido tanto tiempo con vida. Nadie sobrevivía como comandante de una de las Compañías Libres sin un poco de crueldad e ingenio. Uno no podía comandar a hombres que combatían por dinero sin ser más listo que los que intentaran usurpar su puesto.

El general estaba flanqueado por sus hombres, todos curtidos veteranos, dispuestos a dar la vida por él; de todas maneras, al menos allí, no les era necesario anticiparse al peligro. Se encontraban en Steelhaven, sede del poder dentro de los Estados Libres, y sus enemigos, los salvajes khurtas, todavía estaban a cientos de leguas hacia el norte. Además, los enemigos del Estado no eran sus enemigos; el general aún no había comprometido el servicio de su compañía y de sus hombres a la defensa de Steelhaven.

Y Bosque había sido enviado para asegurarse de que ello jamás ocurriera.

La barcaza ya estaba a su alcance y Bosque cogió el arco de tejo que ocultaba bajo la capa. En una bolsa atada al cinturón guardaba la cuerda de cáñamo, untada con cera de abeja para que resistiera la humedad. Aunque la lluvia terminaría aflojando la tensión de la cuerda, él no permanecería allí el tiempo suficiente como para que ello le dificultara el tiro.

Con un movimiento veloz y elegante, encordó el arco y sacó una flecha del carcaj. Solo, en el puente, bajo el aguacero, nadie lo observaba. Aunque había Casacas Verdes vigilando la entrada en el lado oriental del puente, estaban guareciéndose en el refugio y no lo verían. Desde la barcaza, el general y sus hombres, cegados por la gruesa lluvia, tampoco lo divisarían hasta que fuera demasiado tarde.

Título: La corona rota (PDF-EPUB)
Autores: Richard Ford
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.0 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Richard Ford - La corona rota (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Richard Ford - La corona rota (PDF-EPUB) El Puente del Salvador cruzaba el Storway a la altura en que el río separaba Steelhaven de la Ciudad Vieja. No cabía duda de que se le había bautizado así para homenajear al teutón Arlor, aquel idolatrado héroe de antaño, a quien las numerosas e ignorantes masas habían ascendido a la categoría de divinidad. Desde el centro del puente, mirando hacia el norte, se alcanzaba a ver el río serpenteando entre prados…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.