Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 3 » Platón – Laques (PDF)

Platón – Laques (PDF)

Platón – Laques (PDF)

Platón - Laques (PDF)

Platón – Laques (PDF)

Introduccion del Libro Platón – Laques (PDF)

El verdadero objeto del Laques no es el valor, sino, con ocasión del valor, la educación de los hijos, es decir, la ciencia de los estudios y de los ejercicios que más pueden convenirles. Melesíasy Lisímaco, dos ancianos, cuyos hios han llegado ya á la adolescencia, acompañados de Nielas y de Laques que intervienen á propósito en la discusión, acometen, todos juntos, á Sócrates, para pedirle consejo sobre los mejores medios de desenvolver las facultades físicas y morales de sus hijos. Sócrates les obliga á convenir en que el beneficio de la educación consiste en que se arraigue en el alma de los jóvenes la idea de la virtud; mas para que así suceda, es preciso poseerla, ó por lo menos conocerla, como quedó ya demostrado en el Primer Alcibiades. Por lo pronto ya se nota la mucha dificultad que presenta una buena educación. La verdadera cuestión que debe resolverse, si este punto se ha de tratar á fondo, no puede menos de ser la siguiente: ¿Qué es la virtud? Pero como este objeto están vasto, Sócrates, en vez de examinar lo que es la virtud en general, limita la cuestión á indagar si se conoce bien alguna de sus partes, el valor, por ejemplo.

Laques da el primero una definición: el valor consiste en mantenerse firme y no huir delante del enemigo. Pero el hombre valiente puede ceder por táctica delante del enemigo, y esto en realidad es también una especie de valor.

¿Y no tiene necesidad el hombre de mostrarse valiente en la enfermedad, en la pobreza, en la buena ó mala fortuna y en la lucha con sus pasiones? Esta definición, que presenta el general de ejército, es rechazada por Sócrates, pro exclusiva y por falsa.

Laques propone en seguida otra: el valor es la constancia.

Pero Sócrates le prueba que la constancia sola, desprovista de prudencia y de razón, no merece el nombre de valor, y resulta ser una definición demasiado general y por consiguiente falsa.

Nicias á su vez define el valor : la ciencia de las cosas que son de temer y de las que no lo son. Pero los médicos que saben lo que es y lo que no es de temer, los labradores que saben lo mismo con relación á la agricultura, no por esto son hombres valientes. Aun cuando admitamos que lo sean, los adivinos que preveen todo lo que es ó no es de temer en la vida, deberian ser los hombres más valientes del mundo; conclusión evidentemente inadmisible.

Pero no es esto sólo ; si el valor es verdaderamente una ciencia, precisamente constituye un conocimiento universal de todo lo que es de temer y de esperar, es decir, de todos los bienes y de tpdos los.males. Es así que esta ciencia aplicándose por su naturaleza á lo pasado, á lo presente y al porvenir, no es nada menos que el conocimiento absoluto del bien y del mal; luego el hombre que poseyese tal ciencia, no sólo conocería una parte de la virtud, el valor, sino también todas las demás, la sabiduría, la piedad, la justicia, y se pondría fuera déla condición humana, al abrigo de toda falta, y seria un ser perfecto y no el hombre valiente. De aquí se sigue, que el valor no ha sido aún definido, puesto que todas las definiciones propuestas están, por exceso ó por defecto, en desacuerdo con la idea misma de valor.

La última conclusión que debe sacarse de lo que queda dicho es que es difícil conocer la virtud, puesto que no es fácil formar idea de una de sus partes. La dificultad y la grandeza de la ciencia son las dos grandes verdades que la enseñanza socrática no se cansa de establecer.

Título: Laques (PDF)
Autores: Platón
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.3 MB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Platón - Laques (PDF) Introduccion del Libro Platón - Laques (PDF) El verdadero objeto del Laques no es el valor, sino, con ocasión del valor, la educación de los hijos, es decir, la ciencia de los estudios y de los ejercicios que más pueden convenirles. Melesíasy Lisímaco, dos ancianos, cuyos hios han llegado ya á la adolescencia, acompañados de Nielas y de Laques que intervienen á propósito en la discusión, acometen, todos juntos, á Sócrates, para pedirle consejo sobre los mejores medios de desenvolver las facultades físicas y morales de sus hijos.…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.