Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 2 » Oscar Wilde – El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF)

Oscar Wilde – El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF)

Oscar Wilde – El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF)

Oscar Wilde - El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF)

Oscar Wilde – El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF)

Oscar Wilde – El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF) Es un libro de cuentos publicado en 1891 por Oscar Wilde. Se considera una continuación de El príncipe feliz y otros cuentos, cronológicamente. Las historias incluidas son:

«El crimen de lord Arthur Savile»

«El fantasma de Canterville»

«La esfinge sin secretos»

«El modelo millonario»

En ediciones posteriores, se incluyó a su vez «El retrato del señor W. H.».

Citas Relacionadas Con La Obra

«—Creen que todas las ideas nacen desnudas… No comprenden que yo no puedo pensar sino en cuentos. El escultor no procura traducir al mármol su pensamiento: piensa en mármol, directamente»

«Siempre recordaré a El fantasma de Canterville como el primer libro que leí en mi vida, cuando las vacaciones de adolescente en esos veranos interminables al lado de la familia y sus problemas, con las angustias sentimentales alborotadas, eran tan horribles como el tiempo de ir al colegio de los jesuitas del mal recuerdo. Mi hermana no encontró otro medio para entretenerme que poner en mis manos esa deliciosa novela, en una edición preciosa, de pasta dura y del rojo que caracteriza a los libros bien hechos. En verdad no recuerdo absolutamente nada de esa lectura, pero sé que estuvo mal ambientada por una bruma de calor y por mi tristeza incipiente y verdadera. Treinta años después, forzado por una tristeza que finalmente puede ser la misma de entonces, tuve ocasión de leer como novedad absoluta El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde, y de disfrutar en la soledad una escritura rica en tonos y significados, buena para aumentar y para disminuir la tristeza

Prólogo

Era la última recepción que daba lady Windermere antes de la Pascua, y Bentinck-House estaba más concurrida que nunca.

Seis miembros del gabinete vinieron directamente una vez terminada la interpelación del speaker, 1 con todas sus condecoraciones y bandas. Las mujeres bonitas lucían sus atuendos más elegantes y vistosos, y al final de la galería de retratos, se encontraba la princesa Sofía de Carlsruhe, una señora gruesa, de tipo tártaro, con unos pequeños ojos negros y unas esmeraldas magníficas, hablando con voz aguda en mal francés y riendo sin mesura todo cuanto le decían. En realidad aquello era una espléndida mescolanza de personas:

Altivas esposas de pares del reino charlaban cortésmente con violentos radicales. Predicadores populares se codeaban con célebres escépticos. Todo un grupo de obispos seguía, de salón en salón, a una corpulenta prima donna. En la escalera se agrupaban varios miembros de la Real Academia, disfrazados de artistas, y dicen que el comedor se vio por un momento lleno de genios. En una palabra, era una de las veladas de mayor éxito de lady Windermere, y la princesa se quedó hasta cerca de las once y media de la noche.

Presidente de la Cámara de los Comunes.

Inmediatamente después de su partida, lady Windermere regresó a la galería de retratos, donde un famoso economista explicaba, con aire solemne, la teoría científica de la música a un indignado virtuoso húngaro; y comenzó a hablar con la duquesa de Paisley.

Lady Windermere lucía extraordinariamente bella, con su garganta marfilina y de líneas delicadas, sus grandes ojos azules, color miosotis, y los bucles de sus cabellos dorados. Cabellos de oro puro, no de esos que tienen un tono pajizo que hoy usurpan la hermosa denominación del oro, cabellos que parecían tejidos con rayos de sol o bañados en ámbar, cabellos que encuadraban su rostro como un nimbo de santa, con la fascinación de una pecadora. Se prestaba a un interesante estudio psicológico. Desde muy joven, descubrió en la vida la importantísima verdad de que nada se parece tanto a la ingenuidad como la indiscreción y, por medio de una serie de escapatorias arriesgadas, inocentes por completo la mitad de ellas, adquirió todas las ventajas de una definida personalidad. Había cambiado más de una vez de marido. En la Guía Social de Debrett, aparecían tres matrimonios a su crédito, pero como no cambió nunca de amante, el mundo dejó de murmurar en sordina sus escándalos. En la actualidad contaba cuarenta años, no tenía hijos y la dominaba aquella pasión desordenada por los placeres que constituye el secreto para conservarse joven.

De repente miró ansiosa a su alrededor por el salón, y dijo con una voz clara de contralto:

-¿Dónde está mi quiromántico?

-¿Tu qué, Gladys? -exclamó la duquesa con un estremecimiento involuntario.

-Mi quiromántico, duquesa. Ya no puedo vivir sin él.

-¡Querida Gladys, tú siempre tan original! -murmuró la duquesa, intentando recordar lo que era en realidad un quiromántico, y confiando en que no podía ser lo mismo que un pedicuro…

Título: El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF)
Autores: Oscar Wilde
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 427 KB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Oscar Wilde - El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF) Oscar Wilde - El Crímen De Lord Arthur Saville (PDF) Es un libro de cuentos publicado en 1891 por Oscar Wilde. Se considera una continuación de El príncipe feliz y otros cuentos, cronológicamente. Las historias incluidas son: «El crimen de lord Arthur Savile» «El fantasma de Canterville» «La esfinge sin secretos» «El modelo millonario» En ediciones posteriores, se incluyó a su vez «El retrato del señor W. H.». Citas Relacionadas Con La Obra «—Creen que todas…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.