Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Moruena Estringana – ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)

Moruena Estringana – ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)

Moruena Estringana – ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)

Moruena Estringana - ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)

Moruena Estringana – ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Moruena Estringana – ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB) 

Lucinda Buchanan, a los que todos conocían por Lusy, llegaba tarde a su última prueba para entrar al prestigioso concurso de cocina. Solo una prueba más la separaba de poder lograrlo. De tener la posibilidad de una beca para cumplir su sueño de ser chef, de poder estudiar lo que le gustaba, el problema era que sus padres no la apoyaban en su cometido y les había tenido que prometer que si no lograba entrar en el programa, estudiaría una carrera elegida por ellos, una carrera donde sí veían un futuro más prometedor para su hija.

Hasta ahora las pruebas las había ido pasando, aunque aún tenía mucho que aprender, y ella era consciente de ello. Por eso estaba allí, aprender de los mejores no era algo fácil ni barato y ella lo sabía, entrar a formar parte de ese concurso era una gran oportunidad para lograrlo. A sus dieciocho años sabía que el camino que había elegido no era fácil. Necesitaba pasar y demostrar a sus padres y a sí misma que podía lograrlo. Le daba igual no ser nunca reconocida mundialmente, ella solo quería hacer lo que le gustaba y que los clientes volvieran a su restaurante deseando probar sus manjares porque su comida les hacía felices. El problema era que para esto necesitaba una formación, cursos, y no podía costeárselos. Hasta ya sabía dónde quería tener su restaurante, en una vieja casa del siglo xviii medio destruida que había a las afueras de su pueblo. Lo tenía todo pensado y planificado en su carpeta de recetas y sabía dónde quería cada cosa, ya que junto con su mejor amigo, Loren, habían inspeccionado la zona desde que eran unos críos que no tenían miedo a una casa vieja. Su sueño era aprender y dar a las personas que se acercaran a su casa la mejor comida posible y una cocina casera con toques modernos, sin perder de vista los orígenes. Cuando fantaseaba se los imaginaba entrando a esa casa rehabilitada y cómo los olores a comida recién hecha les hacían la boca agua ante la inminente comilona que les esperaba. Solo una prueba más y entraría en el programa, luego se debería esforzar por llegar cuanto más lejos mejor y que algún ojeador le planteara la posibilidad de entrar en su restaurante a hacer prácticas y aprender de grandes cocineros. Le daba igual que no fueran remuneradas. El conocimiento no tiene precio.

Lusy corría por los pasillos del edificio que estaba cerca de los estudios de grabación, donde la habían convocado, mirando su reloj. Cinco minutos, solo quedaban cinco minutos. Estaba tan nerviosa que se había dormido tras apagar el despertador, por la mala noche que había pasado dando vueltas en la habitación de hotel que le habían costeado a regañadientes sus padres. El programa no se hacía cargo de los gastos que acarrearan los aspirantes a concursantes. Sus padres pensaban de verdad que no lo lograría, cumpliría su promesa y lo de la cocina se quedaría en el olvido para siempre. Tal vez el que ellos tuvieran una cafetería y no les gustara su negocio les hacía pensar así.

Dobló una esquina y vio el ascensor a punto de cerrarse con alguien dentro.

—¡Páralo! —Lusy gritó con la esperanza de que este no se cerrara y quien lo ocupaba pulsara para abrir las puertas—. Por favor —suplicó llegando hacia él.

De repente se abrieron las puertas y una mano salió de ellas. Lusy no lo pensó y se aferró a esa mano como si la vida le fuera en ello. El desconocido la ayudó para que entrara.

—Gracias… —Lusy empezó a hablar al tiempo que levantaba la mirada para saber quién era la persona que le había salvado de llegar tarde, quedándose sin palabras ante el joven que tenía delante.

Era el joven más guapo que había visto en toda su vida, debía de tener sobre los veintiún años y era muy alto. La miraba con una sonrisa que se dibujaba en sus bellos y gruesos labios. Se fijó en que con este gesto se le marcaba un juguetón hoyuelo, que seguro que usaba para la conquista de féminas. Tenía el pelo rubio, pero un rubio tirando a castaño o al color del trigo y los ojos más verdes e intensos que había visto en su vida, enmarcados por unas espesas pestañas negras. Era perfecto y alto, muy alto, y Lusy temía estar mirándolo como una boba. Bajó la mirada, sonrojada, cuando se percató de la forma tan descarada en que lo contemplaba y se sintió estúpida por la reacción que había tenido ante ese desconocido tan apuesto.

—¿A qué piso vas?

—Al quinto. —Fue un alivio que su voz le saliera firme y segura.

—¿Vas a hacer la prueba de cocina? —le dijo el joven pulsando el piso quinto.

—Sí… si llego a tiempo.

—Ya somos dos y yo también voy algo justo de tiempo. ¿A qué sala vas? Lo mismo tenemos que enfrentarnos el uno al otro, cosa que no me gustaría.

—A la sala ocho.

—Yo a la cinco, espero entonces que nos veamos en el programa, eso querrá decir que ambos hemos llegado hasta el final.

—Espero… Pero lo veo complicado…

—Ningún sueño es fácil. —El ascensor se detuvo y el joven abrió la puerta para dejarla pasar con galantería—. Mucha suerte…

—Lusy, Lusy Buchanan.

—Mucha suerte, Lusy. —Le gustó cómo sonaba su nombre entre sus labios. No entendía qué le estaba pasando—. Yo soy Bryan O’Donnell. Mucha suerte y espero verte en la final en un cara a cara, y que gane el mejor.

—Lo mismo te deseo.

Se fueron cada uno hacia un lado. Lusy no pudo evitar darse la vuelta cuando habían dado unos pocos pasos. Él andaba con paso firme hacia su sala olvidando su encuentro. Su cara tenía pintada una sonrisa por lo que había sucedido, dándose cuenta de que mientras estaba a su lado los nervios de la prueba habían sido remplazados por otros muy distintos. Se giró antes de ver cómo Bryan se giraba para mirar una vez más a la joven de ojos violetas que había despertado algo en él. Sabía que no sería fácil olvidarse de esos ojos.

Título: ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)
Autores: Moruena Estringana
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.8 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Moruena Estringana - ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Moruena Estringana - ¿Sabes una cosa? Te quiero (PDF-EPUB)  Lucinda Buchanan, a los que todos conocían por Lusy, llegaba tarde a su última prueba para entrar al prestigioso concurso de cocina. Solo una prueba más la separaba de poder lograrlo. De tener la posibilidad de una beca para cumplir su sueño de ser chef, de poder estudiar lo que le gustaba, el problema era que sus padres no la apoyaban en su cometido y les…

Review Overview

0%

User Rating: 3.45 ( 1 votes)
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.