Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Mar Fernandez Martínez – Atardecer Contigo (PDF-EPUB)

Mar Fernandez Martínez – Atardecer Contigo (PDF-EPUB)

Mar Fernandez Martínez – Atardecer Contigo (PDF-EPUB)

Mar Fernandez Martínez - Atardecer Contigo (PDF-EPUB)

Mar Fernandez Martínez – Atardecer Contigo (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Mar Fernandez Martínez – Atardecer Contigo (PDF-EPUB)

Cory fue en busca de su hermano Raymond al aeropuerto, donde un vuelo le traía de vuelta a casa. Le había echado de menos el tiempo que había estado fuera, de vacaciones por Europa. Él llevaba uno en casa tras acabar el curso universitario.Noculpaba a su hermano mayor por haberse ausentado cerda de dos meses. Debía ser difícil aguantar a su padre trabajando codo con codo en el negocio familiar.

Su padre se dedicaba a la venta de ganado a gran escala. Contaban con tres ranchos a lo largo de la comarca, los había hecho ricos a lo largo de los años de duro trabajo de su padre. Raymond estaba completamente implicado en el negocio desde que fue muy joven.

Desde que su padre se caso con Rosalyn todo cambio en la casa, cada día le costaba más esfuerzo vivir con su nueva madrastra y su hija. Lo único que le hacía volver cada vez que tenía vacaciones en el curso escolar era Dana, la pequeña de los tres hermanos. Era lo único agradable en su hogar, dulce hogar.

Raymond se había ido a vivir a la ciudad de Ford Colins, cerca del rancho central de su padre tres años antes. No aguantaba mujer con la que se había casado con su padre.

Philip Hamilton se caso con Rosalyn cinco años antes sin consultar con ninguno de sus hijos.

Tanto sus hermanos como él sabían que Rosalyn se había casado con su padre por el dinero. Era una mujer con gustos caros y manejaba a su padre a su antojo con una sola de sus sonrisas ensayadas. Para colmo de males también tenían que aguantar a su mimada hija. Jennifer tenía dieciocho años, a pesar de ser tan joven sabía tanto como su madre sobre manipular a la gente.

En los últimos tiempos Cory había conseguido evitarlas gracias a la universidad. Había elegido una fuera del estado para no estar cerca de casa. Sabía que el sucesor de su padre era Raymond, aun así deseaba formar parte del imperio que había levantado su familia y por ello decidió estudiar empresariales.

Lo sentía por su hermana pequeña, Dana tenía que aguantar todo casi el año a una madrastra. Era una mujer caprichosa y mandona. En el colegio tenía que aguantar a una hermanastra, la capitana de animadoras y la más popular de la escuela. También era la mejor estudiante de la clase, parecía que toda la vida de Jennifer consistía en ser perfecta en todos los campos de su vida.

Cory pensaba que Jennifer en el fondo no era tan mala. Quizás era así porque se habíacriado con una madre como Rosalyn durante toda la vida. Recordó una tarde en la que estaba a punto de entrar en la cocina, se detuvo porque escucho unas voces provenientes del interior. No llego a entrar, escucho como Rosalyn gritaba a su única hija por estar comiéndose un poco de chocolate.

—… te he dicho mil veces que no quiero verte comiendo esas porquerías. Esas son para Dana, ¿Quieres estar como yo a mi edad? Como te vuelva a pillar hablaremos seriamente sobre el tema.

—Lo siento mama. –Dijo Jennifer con voz suplicante—.

—Mírate. Tienes los muslos gordos y horrorosos. Mañana sábado vamos a ir al gimnasio tú y yo.

—Sí. Mama lo siento.

Cory pensó que aquella mujer era una autentica bruja, no podía creer que tratara así a su propia y única hija.Además se equivocaba porque Jennifer tenía un cuerpo de infarto. Volvía locos a todos los jugadores del equipo de Rugby del instituto. Tenía unos ojos preciosos y el pelo del color del trigo.

Observo la puerta de desembarque número cuatro, procedente de Europa. Allí le encontró, entre el gentío que deambulaba por el aeropuerto. La figura alta de su hermano destacaba entre la multitud. Parecía más delgado de lo que recordaba, tenía aspecto cansado, buscando entre la multitud la carade alguien familiar.

Su pelo negro azabache iba oculto bajo una gorra de beisbol roja. Una mochila negra colgaba de su hombro derecho y un macuto en la mano derecha completaba su equipaje, Le gustaba viajar ligero. Cuando sus ojos grises enfocaron a su hermano pequeño una sonrisa nació en sus labios encaminándose hacía él.

—Cory –Dejo los bártulos en el suelo, para darle un abrazo— Tienes muy buen aspecto, a pesar de llevar un mes en el rancho con Rosalyn y Jennifer.

—Estaba a punto de largarme cuando recibí tu postal. Me has pillado por los pelos.

—He venido a tu rescatarte de la madrastra malvada.

—Muy gracioso.

¿Dana aun no ha vuelto?

—No. Sigue de vacaciones con la abuela en parís. No sé como Rosalyn ha permitido que se fuera con ella tanto tiempo. Odia a nuestra madre, aun estando muerta la siente como una rival.

—Aun nos queda la abuela, sin ella no nos quedaría nada de nuestra madre. Seguro que la pequeña Dana está disfrutando de unas verdaderas vacaciones sin estas brujas. –Cory estudio su reloj de diseño viendo la hora—.

—Vámonos, como lleguemos tarde a comer nos puede echar un maleficio.Te tiene preparada una reunión sorpresa de esas que te gustan tanto.

—¡Joder! –Exclamo malhumorado— Esa mujer sabe como amargarle a uno el día.

—Eso parece.

—¿Qué coche has traído?

—El volvo.

—¿El volvo? ¿Por qué no trajiste mi Porche?

—Porque solo tiene dos plazas.

—¿y? solo somos tu y yo. No veo a nadie más.

—Valerie me espera en el parking…

Título: Atardecer Contigo (PDF-EPUB)
Autores: Mar Fernandez Martínez
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 886 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Mar Fernandez Martínez - Atardecer Contigo (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Mar Fernandez Martínez - Atardecer Contigo (PDF-EPUB) Cory fue en busca de su hermano Raymond al aeropuerto, donde un vuelo le traía de vuelta a casa. Le había echado de menos el tiempo que había estado fuera, de vacaciones por Europa. Él llevaba uno en casa tras acabar el curso universitario.Noculpaba a su hermano mayor por haberse ausentado cerda de dos meses. Debía ser difícil aguantar a su padre trabajando codo con codo en el negocio familiar. Su padre…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.