Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Lorraine Heath – Amar Al Diablo (PDF-EPUB)

Lorraine Heath – Amar Al Diablo (PDF-EPUB)

Lorraine Heath – Amar Al Diablo (PDF-EPUB)

Lorraine Heath - Amar Al Diablo (PDF-EPUB)

Lorraine Heath – Amar Al Diablo (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Lorraine Heath – Amar Al Diablo (PDF-EPUB)

Frannie Darling fue una vez una niña de las calles más peligrosas de Londres, rodeada por carteristas, ladrones y gente de peor calaña. Pero aunque sobrevivió a esta dura crianza para convertirse en una mujer de belleza incomparable, Frannie no quiere saber nada de los hombres que la desean, los granujas que frecuentan las salas de juegos donde trabaja. Ella puede cuidar de sí misma y se siente perfectamente segura por su cuenta.

Segura, eso es, hasta que él irrumpe en su mundo y, una vez más, lo convierte en un lugar muy peligroso.

Prólogo

Mi primer recuerdo es de Feagan diciendo, con su fuerte acento cockney:

—Frannie querida (Darling), ven a sentarte en mi regazo.

Para él, siempre fui “querida Frannie.” “Frannie querida, búscame ginebra.”

“Frannie querida, frótame mis doloridos pies.” “Frannie querida, déjame que te cuente una historia.”

Y así fue que cuando alguien me preguntó mi nombre, yo dije que era Frannie Darling.

Vivía en una habitación individual con Feagan y su famosa banda de niños que eran conocidos por sus formas ladronas. No puedo recordar un momento en que Feagan no estaba en mi vida. A veces me imaginaba que era mi verdadero padre. Tenía el pelo de un rojo tan brillante y tan incontrolable como el mío Pero nunca me reclamó como su hija. Siempre fui simplemente uno de sus chicos. La única que se sentó en su regazo y lo ayudaba a contar los pañuelos y las monedas que los otros traían.

Era la que retiraba cuidadosamente el hilo de seda que formaba los monogramas.

Aprendí muchas letras de esta tarea tediosa debido a que los remolinos intrincados me fascinaban, y siempre le preguntaba Feagan lo que querían decir antes de empezar a trabajar para borrar la evidencia de que habían existido. Mirando hacia atrás en ese momento, a menudo me sorprendía darme cuenta del valor que tenía un poco de tela.

Y todavía lo hago.

Creo que Feagan pudo haber sido un maestro en una vida anterior. En una escuela donde enseñaba las letras y los números, y era admirado por sus alumnos. O tal vez era simplemente que, si él era mi padre, yo quería que fuera más que un criminal.

Nunca hablaba de su pasado, y yo nunca le pregunté sobre el mío.

Simplemente acepté mi vida en las sombrías colonias como mi deber. Los muchachos de Feagan siempre me trataban como si yo fuera especial. Tal vez porque instintivamente era maternal para muchos de ellos. Remendaba sus ropas. Me acurrucaba contra ellos cuando me iba a dormir por la noche. A medida que crecía, cocinaba sus comidas y atendía sus heridas. Y a veces ayudaba a robar.

Pero nada de esto me había preparado para el terror o el miedo que se apoderó de mí cuando fui secuestrada y vendida a un burdel a la edad de doce años. Luke y Jack el mayor de los muchachos de Feagan en ese tiempo me rescataron de la pesadilla.

Pero no lo suficientemente pronto. Luke mató al hombre que tan cruelmente me robó mi inocencia. A la espera del juicio, fue visitado por el padre del hombre, el conde de Claybourne. En Luke, Claybourne vio a su nieto perdido hace mucho tiempo y nuestras vidas dieron un giro drástico. La Corona perdonó los pecados de Luke y lo devolvió al cuidado de su abuelo. El conde hizo un lugar para mí.

Estaba decidido a darnos ventajas que nunca habíamos tenido. Cuando contrató tutores, no tardé en aprender a leer y escribir y dominar los cálculos más complejos que jamás había conocido. Aprendí etiqueta y comportamiento apropiado. Pero nunca estuve a gusto en la gran casa en St. James.

Y así, mientras Luke comenzaba a moverse en el mundo de la aristocracia, empecé a sentirme incómoda a su alrededor. Yo estaba mucho más a gusto con Jack. Cuando la fortuna le sonrió y abrió un club de caballeros, se ofreció a pagarme un sueldo muy atractivo como contadora. Di las gracias al conde por todo lo que había hecho por mí.

Me dí cuenta de que mi vida era más rica debido a sus esfuerzos e interés en mi bienestar, pero fue con una medida de alivio que me alejé de la residencia en St.

James.

En el fondo, yo sabía que era mucho más de lo que me merecía. Yo no era de la aristocracia y un lugar entre ellos rara vez se ganaba con esfuerzo o logro. Por lo general, se determinaba por la línea de la sangre, y yo no tenía ninguna duda de que la mía estaba contaminada más allá de todo lo imaginable. Me alegré de que ya no tenía que soportar sus miradas, sus chismes, o sus especulaciones susurradas. Me convencí de que mi felicidad dependía de nunca más asociarse íntimamente con los señores y las damas de la aristocracia.

Así que, los desterré de mi vida. He trabajado muy duro para crear un refugio seguro donde yo estaba feliz y contenta. Sabía que lo que tenía era exactamente lo que quería, que no deseaba más de lo que tenía.

Y entonces él entró en mi seguro, pequeño mundo… y una vez más, se convirtió en un lugar muy peligroso.

Título: Amar Al Diablo (PDF-EPUB)
Autores: Lorraine Heath
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.5 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Lorraine Heath - Amar Al Diablo (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Lorraine Heath - Amar Al Diablo (PDF-EPUB) Frannie Darling fue una vez una niña de las calles más peligrosas de Londres, rodeada por carteristas, ladrones y gente de peor calaña. Pero aunque sobrevivió a esta dura crianza para convertirse en una mujer de belleza incomparable, Frannie no quiere saber nada de los hombres que la desean, los granujas que frecuentan las salas de juegos donde trabaja. Ella puede cuidar de sí misma y se siente perfectamente segura por su…

Review Overview

0%

User Rating: 4.65 ( 1 votes)
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.