Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 3 » Lois Lowry – El Hijo (PDF)

Lois Lowry – El Hijo (PDF)

Lois Lowry – El Hijo (PDF)

Lois Lowry - El Hijo (PDF)

Lois Lowry – El Hijo (PDF)

 Introduccion del Libro Lois Lowry – El Hijo (PDF)

La chica sintió vergüenza cuando le colocaron el antifaz de cuero para cegarla.

Le parecía grotesco e inútil, pero no se resistió. Era el procedimiento. Estaba enterada. Otra Receptora se lo había contado un mes antes, mientras comían.

—¿Un antifaz? —preguntó entonces sorprendida, medio riéndose al imaginar el cuadro—. ¿Y para qué?

—Es como los de dormir —explicó la joven sentada a su izquierda antes de tomar otro bocado de ensalada—, sin agujeros para los ojos. En realidad, hace de venda —concluyó en susurros. Al fin y al cabo no deberían hablar de ese tema.

—¿Una venda? —inquirió la chica estupefacta, tras lo cual se rió a modo de disculpa—. Parezco incapaz de mantener una conversación, ¿verdad? No hago más que repetir lo que dices, ¡pero es que una venda!… ¿por qué?

—No quieren que veas el Producto cuando sale de ti.

Cuando pares —contestó la joven señalando la abultada barriga de la otra.

—Tú ya has producido, ¿no?

—Dos veces.

—¿Cómo es? —Pese a decidirse a preguntarlo, sabía que en cierto sentido la pregunta era una bobada.

Habían asistido a clases, visto dibujos, escuchado instrucciones; sin embargo, nada de eso le parecía comparable a oírselo contar a quien lo había vivido. Y ya que estaban desobedeciendo la prohibición de hablar del tema… bueno, ¿por qué no tratar de enterarse de todo lo posible?

—La segunda vez es más fácil; no duele tanto.

Como la chica se quedó callada, la joven añadió:

—¿Qué pasa? ¿No te han advertido de que duele?

—A mí me han dicho que molesta.

La joven resopló con sarcasmo.

—Pues será eso. Si prefieren llamarlo así… La segunda vez molesta menos y lleva menos tiempo.

—¿Receptoras? ¡Receptoras! —La voz de la matrona, por los altavoces, fue adusta—. ¡Atención a lo que se habla! ¡Para algo están las normas!

Ambas cayeron en la cuenta de que las oían por los micrófonos incrustados en las paredes del comedor y guardaron silencio de inmediato. Algunas de sus compañeras soltaron risitas. Quizá porque también se sentían culpables. Apenas había otros temas de conversación que aquel. El proceso —su misión, su trabajo— era casi lo único que tenían en común. Pero tras la reprimenda la charla se apagó.

La chica tomó otra cucharada de sopa. La comida de la Residencia de Biomadres era abundante y deliciosa.

La nutrición de las Receptoras se cuidaba al detalle.

De todas formas, al criarse en la comunidad, ella había estado siempre bien alimentada, ya que su casa familiar recibía comida a diario.

Sin embargo, cuando a los doce años la seleccionaron como Biomadre, su vida cambió; de forma gradual, por supuesto. En las disciplinas más académicas del colegio —matemáticas, ciencias, leyes— la exigencia disminuyó; menos exámenes, menos lecturas. Y los profesores empezaron a prestarle menor atención.

Añadieron a su programa escolar cursos de nutrición y salud, y aumentaron sus horas de ejercicio al aire libre.

Incorporaron vitaminas especiales a su dieta. Su cuerpo fue examinado, analizado y preparado para el tiempo que pasaría aquí. Después de ese año y parte del siguiente la consideraron capacitada, y le indicaron que dejara la casa familiar para trasladarse a la Residencia…

Título: El Hijo (PDF)
Autores: Lois Lowry
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 3.3 MB
Formato:PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Lois Lowry - El Hijo (PDF)  Introduccion del Libro Lois Lowry - El Hijo (PDF) La chica sintió vergüenza cuando le colocaron el antifaz de cuero para cegarla. Le parecía grotesco e inútil, pero no se resistió. Era el procedimiento. Estaba enterada. Otra Receptora se lo había contado un mes antes, mientras comían. —¿Un antifaz? —preguntó entonces sorprendida, medio riéndose al imaginar el cuadro—. ¿Y para qué? —Es como los de dormir —explicó la joven sentada a su izquierda antes de tomar otro bocado de ensalada—, sin agujeros para los…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.