Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 3 » Lauren Oliver – Si No Despierto (PDF-EPUB)

Lauren Oliver – Si No Despierto (PDF-EPUB)

Lauren Oliver – Si No Despierto (PDF-EPUB)

Lauren Oliver - Si No Despierto (PDF-EPUB)

Lauren Oliver – Si No Despierto (PDF-EPUB)

 Introduccion del Libro Lauren Oliver – Si No Despierto (PDF-EPUB)

¿Y si solo te quedara sólo un día por vivir? ¿Qué harías? ¿A quién besarías?

¿Y qué tan lejos llegarías para salvar tu propia vida? Samantha Kingston lo tiene todo—apariencia, popularidad, el novio perfecto. El viernes 12 de Febrero debería ser simplemente otro día normal en su vida de ensueño. En cambio, es el último. La trampa: Samantha se levanta la mañana siguiente. De hecho, ella vuelve a vivir el último día de su vida siete veces, hasta que se da cuenta de que incluso al hacer el menor cambio, ella podría tener más poder del que alguna vez imaginó.

Prólogo

Dicen que justo antes de morir flashes de toda tu vida pasan ante tus ojos, pero eso no es como me tocó a mí.

Para ser honesta, yo siempre había pensado que en el conjunto del momento-final, el escaneo-mental-de-la-vida, era una cosa que sonaba muy mal. Algunas cosas es mejor olvidarlas, como diría mi madre. Yo con mucho gusto olvidaría a todos los del quinto grado, por ejemplo (los vasos y llaves rosadas de tiempo), y ¿acaso alguien quiere volver a vivir el primer día de la secundaría? Añadiéndole todas esas aburridas vacaciones familiares, las clases de álgebra sin sentido, calambres del período, y los besos malos que apenas se disfrutan la primera vez…

La verdad es que, sin embargo, no me hubiera molestado volver a revivir mis grandes hits: cuando Rob Cokran y yo nos juntamos por primera vez en el centro de la pista en el baile de bienvenida[1], que todo el mundo vio y supo que estábamos juntos, o cuando Lindsay, Elody, Ally y yo fuimos a beber y tratamos de hacer ángeles de nieve en Mayo, dejando a una persona de nuestro tamaño estampada en el césped de Ally; mi dulce fiesta de los dieciséis años, cuando nos pusimos bajo una luz de cien voltios y bailamos en el patio, los momentos en que Lindsay y yo usábamos disfraces de Clara Seuse en Halloween, fuimos perseguidas por la policía y nos reímos tan fuerte que casi vomitamos. Esas eran cosas que quería recordar, que merecían ser recordadas.

Pero, antes de morir, yo no pensé en Rob, o en algún otro chico. No pensé en las travesuras con mis amigas, o la forma en que la mañana devolvía a las paredes de mi pieza el color crema, o en el olor de las azaleas que estaban fuera de mi ventana en julio, una mezcla de miel y canela.

Instantáneamente, pensé en Vicky Hallinan.

Específicamente, recordé en cuarto grado cuando Lindsay anuncio en frente de todo el gimnasio que no iba a tener a Vicky en su equipo de dodgeball [2].

—Ella es muy gorda —se burló Lindsay—. Podrían pegarle con los ojos cerrados. —No éramos amigas de Lindsay aún pero, cuando ella dijo las palabras de esa forma, todos se burlaron, y yo me reí con todos los del gimnasio mientras la cara de Vicky se tornaba purpura bajo una nube de tormenta.

Eso fue lo que recordé antes de la muerte instantánea, cuando suponía que iba a tener una gran revelación de mi pasado: el olor del barniz y el rechinar de nuestras zapatillas en el brillante piso; la elasticidad de mis pantalones cortos de poliéster, las risas burlonas en el gran y vacío espacio, no deberían haber más de veinticinco personas en el gimnasio.

Y la cara de Vicky.

Lo que pesaba era que no había pensado en eso nunca. Era uno de esos recuerdos que nunca pensé recordar, si entiendes a qué me refiero. No era como si Vicky estuviera traumatizada o algo así. Esa era una de las cosas que los chicos les hacen a otros. No era la gran cosa. Siempre va a haber una persona de la que se burlen y una persona siendo burlada. Eso pasa todos los días, en cada escuela, en cada país de América (tal vez en el mundo), según sé. El punto es que debes aprender a estar en el lado de los que se ríen.

Vicky no era tan gorda como para empezar con eso (solo tenía el rostro y el estomago de un bebé) y antes de la escuela secundaria ya había perdido tres kilos. Incluso se hizo amiga de Lindsay. Ellas jugaban hockey y se saludaban en los pasillos. Una vez, en nuestro año de más libertad en la escuela, Vicky hizo una fiesta, todas acabamos como hermosas borrachas, y reímos y reímos, Vicky fue la que más se río, incluso su cara se puso púrpura como aquel día en el gimnasio.

Esa era la cosa que hacía peso número uno.

Incluso pesaba el hecho de que la grasa era un tema del cual todos hablan, como tal vez ocurrió antes que muriese, creo. No recuerdo exactamente cómo ocurrió, excepto que Elody se quejaba que siempre me negaba a llevar el cinturón de seguridad, ella se mantenía en el asiento delantero para desplazarse a través del iPod de Lindsay, a pesar de tener mis privilegios de DJ. Yo estaba tratando de explicar mis “grandes hits”,‖y‖todas estábamos intentando explicar nuestra teoría de muerte. Lindsay descubrió que se había metido con Duke, obviamente, y Ally (quien se quejó de frío, como de costumbre, y amenazó con pedir su derecho de: muerta de neumonía) participó el tiempo suficiente antes de decir que deseaba volver a vivir su primer contacto con Matt Wilde para siempre, lo que no sorprendió a nadie. Lindsay y Elody fumaban, y la lluvia fría entraba por las ventanas rotas. La carretera era estrecha y sinuosa, y a ambos lados de nosotras había oscuridad, el viento despojaba a los árboles de sus ramas, arremetiéndolas de ida y vuelta, parecía que el viento las hacía bailar.

Elody‖ puso‖ “With or without you”‖ para‖ empujar‖ fuera‖ a‖ Ally,‖ tal‖ vez‖ ya‖ estaba harta de sus lloriqueos. Era la canción de Ally con Matt, que había tocado para ella en septiembre. Ally la llamó perra y se desabrochó el cinturón de seguridad, se inclino hacia adelante y trato de agarrar el iPod. Lindsay se quejó que alguien le había dado un codazo en el cuello. El cigarrillo se cayó de su boca y aterrizó en sus muslos. Se puso a echar maldiciones y trato de cepillar las cenizas fuera del cojín, mientras Elody y Ally seguían luchando y yo estaba tratando de hablar con ellas, recordándoles el tiempo en que hacíamos ángeles de nieve en mayo. Los neumáticos se deslizaron un poco en la carretera mojada, el coche estaba lleno de humo de cigarrillo, y el humo iba en ascenso como fantasmas en el aire.

Título: Si No Despierto (PDF-EPUB)
Autores: Lauren Oliver
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.4 MB
Formato:PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Lauren Oliver - Si No Despierto (PDF-EPUB)  Introduccion del Libro Lauren Oliver - Si No Despierto (PDF-EPUB) ¿Y si solo te quedara sólo un día por vivir? ¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Y qué tan lejos llegarías para salvar tu propia vida? Samantha Kingston lo tiene todo—apariencia, popularidad, el novio perfecto. El viernes 12 de Febrero debería ser simplemente otro día normal en su vida de ensueño. En cambio, es el último. La trampa: Samantha se levanta la mañana siguiente. De hecho, ella vuelve a vivir el último día…

Review Overview

0%

User Rating: 1.15 ( 1 votes)
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.