Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Kurt Vonnegut – La pianola (PDF-EPUB)

Kurt Vonnegut – La pianola (PDF-EPUB)

Kurt Vonnegut – La pianola (PDF-EPUB)

Kurt Vonnegut - La pianola (PDF-EPUB)

Kurt Vonnegut – La pianola (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Kurt Vonnegut – La pianola (PDF-EPUB)

Ilium, en el estado de Nueva York, se compone de tres sectores: en el noroeste están los directivos, los ingenieros y funcionarios civiles, así como unos pocos profesionales; en el noreste están las máquinas, y en el sur, en la otra orilla del río Iroquois, es la zona conocida localmente como Homestead, donde vive casi toda la gente.

Si se dinamitara el puente sobre el Iroquois, pocas rutinas se verían perturbadas.

No mucha gente, a ambas orillas, tiene razones, aparte de la curiosidad, para cruzar.

Durante la guerra, en centenares de Iliums a lo largo y ancho de Norteamérica, los directivos y los ingenieros aprendieron a arreglarse sin sus hombres y mujeres, quienes fueron al frente. Fue el milagro que ganó la guerra: la producción casi sin personal. En la jerga de la orilla norte, fue el conocimiento técnico el que ganó la guerra. La democracia debió su vida al conocimiento técnico.

Diez años después de la guerra —después de que los hombres y mujeres regresaran del frente, después de que se encarcelara a miles y miles con las leyes contra la obstrucción—, el doctor Paul Proteus estaba acariciando a una gata en su despacho. Proteus era la persona más importante y brillante de Ilium, el director general de Ilium Works, aunque sólo tenía treinta y cinco años. Era alto, nervioso y moreno, con el buen aspecto gentil de su largo rostro distorsionado por las gafas de armazón oscura.

En ese momento no se sentía ni importante ni brillante; ni se había sentido desde hacía tiempo. Su principal preocupación en ese instante era que la gata negra se sintiera contenta en su nuevo ambiente.

Aquellos suficientemente viejos para recordar y suficientemente viejos para competir decían con cariño que el doctor Proteus era idéntico a su padre cuando joven. Era bien sabido, con resentimiento en algunos círculos, que algún día Paul llegaría tan alto como su padre en la organización. Su padre, el doctor George Proteus, era en el momento del fallecimiento, el primer director nacional industrial y comercial de Comunicaciones, Alimentación y Recursos, cargo de una importancia sólo comparable a la del presidente de los Estados Unidos.

En cuanto a las posibilidades de que los genes Proteus pasasen a otra generación, éstas eran prácticamente nulas. La mujer de Paul, Anita, su secretaria durante la guerra, era estéril. Con toda ironía, él se había casado con ella después de que ella afirmara que estaba embarazada con seguridad, después de una liberal celebración oficinesca de la victoria.

—¿Te gusta, gatita?

Con cuidado y placer vicario, el joven Proteus pasó un rollo de planos por el lomo de la gata.

—Mmmmmmmmm-aaaaah, bueno, ¿eh?

La había visto por la mañana, cerca de la cancha de golf, y la había recogido como cazadora de ratones para la fábrica. La noche anterior, un ratón se había introducido en el sistema aislante por un alambre de contacto y había dejado momentáneamente fuera de funcionamiento a los edificios 17, 19 y 21.

Paul se dirigió a su intercomunicador.

—¿Katharine?

—¿Sí, doctor Proteus?

—Katharine, ¿cuándo va a pasar a máquina mi discurso?

—Lo estoy haciendo ahora, señor. En diez o quince minutos, se lo prometo.

Título: La pianola (PDF-EPUB)
Autores: Kurt Vonnegut
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.7 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Kurt Vonnegut - La pianola (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Kurt Vonnegut - La pianola (PDF-EPUB) Ilium, en el estado de Nueva York, se compone de tres sectores: en el noroeste están los directivos, los ingenieros y funcionarios civiles, así como unos pocos profesionales; en el noreste están las máquinas, y en el sur, en la otra orilla del río Iroquois, es la zona conocida localmente como Homestead, donde vive casi toda la gente. Si se dinamitara el puente sobre el Iroquois, pocas rutinas se verían perturbadas. No mucha gente, a…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.