Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » John Updike – Confía en mí (PDF-EPUB)

John Updike – Confía en mí (PDF-EPUB)

John Updike – Confía en mí (PDF-EPUB)

John Updike - Confía en mí (PDF-EPUB)

John Updike – Confía en mí (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro John Updike – Confía en mí (PDF-EPUB)

Cuando Harold tenía tres o cuatro años, su padre y su madre le llevaron a una piscina.

Algo extraño, pues su familia raras veces iba a alguna parte, salvo al cine situado a dos manzanas de su casa. Después de aquel día desdichado, Harold no recordaba haber vuelto a ver a sus padres en traje de baño. Esto era lo que recordaba:

Su padre, casi desnudo, estaba dentro de la piscina, pataleando en el agua. Harold estaba de pie, temblando, en el mojado borde de azulejos de aquélla, suspendidosobre el fuerte olor a cloro, hipnotizado por la brillante y ondulada agitación de aquel gran volumen de agua de un verde-azul que no parecía natural. Su madre, en traje de baño negro, en contraste con el cual su piel aparecía muy blanca, estaba apartada en un rincón de su mente. Su padre le pedía que saltase: «Vamos, Hassy, salta —le decía, con voz suave y alentadora—. Todo irá bien. Salta directamente hacia mis manos».

Estas palabras resonaron en la acústica apagada del agua y los azulejos y la luz de sol, agudizando la sensación de desnudez de Harold, la conciencia de su propia piel blanca. Su padre parecía extrañamente seguro y tranquilo en el agua, y el niño se preguntó tontamente, al saltar, sobre qué se sostenía el hombre.

Entonces le rodeó toda aquella agua verde-azul, densa y agitada, y cuando trató de respirar fue como si un puño se introdujese en su garganta. Brotaron burbujas de su boca y las vio elevarse delante de su cara, una multitud de ellas, subiendo mientras él se hundía, al parecer durante mucho tiempo, hasta que algo lo encontró en el cada vez más oscuro elemento y le agarró de un brazo.

Estaba de nuevo en el aire, sobre un hombro de su padre, luchando todavía por recobrar el aliento. Salieron de la piscina. Su madre se acercó rápidamente a los dos y, con una destreza notable en una persona tan irritada, le dio una bofetada al padre, una bofetada sonora, junto al oído de Harold. El bofetón pareció resonar en toda la piscina y ser oído por todos los demás bañistas; pero tal vez era solamente la acústica de la memoria. Su impresión de vergüenza entre aquellas relucientes desnudeces, de que todas aquellas caras desconocidas se volvían hacia él al pasar de los brazos mojados del padre a los secos de la madre, persistió después de recobrar el aliento. El enojo de la madre parecía dirigirse contra él tanto como contra el padre. Ahora tenía los pies sobre hierba. Envuelto en una toalla y de pie cerca de las rodillas de la madre, mientras tosía expulsando de los pulmones las últimas pizcas irritantes de agua, se sintió eternamente humillado.

Nunca supo cómo había ocurrido; cuando lo preguntó, habían pasado tanto años que el padre lo había olvidado. «Fue una vergüenza —dijo el viejo, en un tono suave en el que se mezclaban la tristeza y la afectación—. Húndete o nada, y tú te hundiste». Tal vez Harold había saltado un momento antes de lo esperado, o había resultado inesperadamente pesado y por esto había resbalado de los brazos del padre.

Inexplicablemente, siguió confiando en el padre durante todos los años de crecimiento; en cambio, desconfiaba de la madre, presta siempre al enojo y a la mano dura. No aprendió a nadar hasta que fue a la universidad, e incluso entonces pasó la prueba pataleando como una rana, pero de espaldas a lo largo de la piscina, y con el instructor empuñando un palo grueso para que se agarrase a él si sentía miedo y empezaba a hundirse. El olor a producto químico de las piscinas siempre le asustaban: era como el aliento verde-azul de un dragón.

Sus propios hijos, criados en un mundo anfibio de campamentos de verano y clubes de campo, se convirtieron fácilmente en buenos nadadores. Trataron de enseñarle a lanzarse al agua. «Tienes que mantener baja la cabeza, papá. Como no lo haces, siempre te das panzazos».

«Tengo miedo de no volver a salir», confesaba él. Lo que más le disgustaba, cuando estaba debajo del agua, era ver las burbujas que se elevaban alrededor de su cara…

Título:Confía en mí (PDF-EPUB)
Autores: John Updike
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.6 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
John Updike - Confía en mí (PDF-EPUB) Introduccion del Libro John Updike - Confía en mí (PDF-EPUB) Cuando Harold tenía tres o cuatro años, su padre y su madre le llevaron a una piscina. Algo extraño, pues su familia raras veces iba a alguna parte, salvo al cine situado a dos manzanas de su casa. Después de aquel día desdichado, Harold no recordaba haber vuelto a ver a sus padres en traje de baño. Esto era lo que recordaba: Su padre, casi desnudo, estaba dentro de la piscina, pataleando…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.