Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis

Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis

Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis

Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis

Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis

Introduccion del Libro Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis

Mis ojos se abrieron como platos , mi extraño sexto sentido llevó al límite mi instinto de lucha, o huida. Con la humedad de Georgia y el polvo que cubría el suelo se me hacía difícil respirar. Desde que huí de Miami, ningún lugar era ya seguro. Esta fábrica abandonada había demostrado que tampoco lo era.

Los daimons estaban aquí.

Podía oírlos en el piso de abajo, buscando sistemáticamente en cada sala, abriendo puertas a golpes, cerrándolas con fuerza. El sonido me hacía volver días atrás, cuando abrí la puerta de la habitación de mamá. Estaba en los brazos de uno de esos monstruos, al lado de un jarrón de flores de hibisco roto. Había pétalos morados repartidos por todo el suelo, mezclándose con la sangre. El recuerdo me trajo un dolor áspero en mi interior, pero ahora no podía pensar en ella.

Me levanté de un salto, y —parada en el estrecho pasillo—, traté de oír cuántos daimons había. ¿Tres? ¿Más? Mis dedos temblaban mientras sujetaba el mango de la pequeña pala de jardín. La sostuve en alto, pasando los dedos por sus bordes afilados, chapados en titanio. El acto me recordó lo que había que hacer. Los daimons no soportaban el titanio. A parte de la decapitación —que era muy asquerosa— el titanio era lo único que los mataba. Llamado así en honor a los Titanes. El metal precioso era venenoso para los adictos al éter.

En algún lugar del edificio, una tabla del suelo crujió y cedió. Un grave grito rompió el silencio, empezó como un suave gemido antes de llegar a un intenso nivel agudo. Sonó inhumano, horrible y terrorífico. Nada en este mundo sonaba como un daimon —un daimon hambriento. Y estaba cerca.

Me apresuré por el pasillo, mis deportivas andrajosas golpeaban los tablones ajados. Tenía la velocidad en la sangre, y mechones de pelo largo y sucio ondeaban detrás de mí. Giré la esquina, sabiendo que sólo tenía segundos—Una ráfaga de aire rancio me envolvió al agarrarme el daimon de la camiseta, estampándome contra la pared. Polvo y yeso flotaron por el aire. Unos destellos negros me cegaron la vista al ponerme de pie. Aquellos desalmados agujeros negros donde debía de haber ojos parecía que me miraban como si fuese su siguiente cupón de comida.

El daimon me agarró del hombro y dejé que el instinto actuase. Me di la vuelta, viendo cómo la sorpresa se reflejaba en su pálido rostro una décima de segundo antes de darle la patada. Mi pie dio en el lateral de su cabeza. El impacto lo mandó tambaleándose hasta la pared opuesta. Me giré, estampando mi mano contra él. La sorpresa se convirtió en terror cuando el daimon miró abajo y vio la pala clavada profundamente en su estómago. No importaba dónde apuntásemos. El titanio siempre mataba a un daimon.

Título: Mestiza (PDF) Gratis
Autores: Jennifer L. Armentrout
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 803 MB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis Introduccion del Libro Jennifer L. Armentrout – Mestiza (PDF) Gratis Mis ojos se abrieron como platos , mi extraño sexto sentido llevó al límite mi instinto de lucha, o huida. Con la humedad de Georgia y el polvo que cubría el suelo se me hacía difícil respirar. Desde que huí de Miami, ningún lugar era ya seguro. Esta fábrica abandonada había demostrado que tampoco lo era. Los daimons estaban aquí. Podía oírlos en el piso de abajo, buscando sistemáticamente en cada sala,…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.