Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 3 » Jamie McGuire – Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)

Jamie McGuire – Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)

Jamie McGuire – Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)

Jamie McGuire - Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)

Jamie McGuire – Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)

Jamie McGuire – Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)

Lo veía venir: un desasosiego persistente y cada vez mayor reptando bajo mi piel. Cuanto más trataba de ignorarlo, más insoportable se hacía: un picor que tenía que rascar, un grito abriéndose paso hacia la superficie. Mi padre decía que esa necesidad imperiosa de hacerme con las riendas cuando todo estaba a punto de torcerse era una especie de tic, un mecanismo de defensa inherente a los Abernathy. La había sentido instantes antes del incendio y ahora volvía a sentirla.

Estaba sentada en la habitación de Travis horas después del incendio, pero mi corazón latía acelerado y mis músculos no paraban de contraerse. El instinto me empujaba hacia la puerta.

Me decía que me marchara, que huyera a cualquier parte lejos de allí. Sin embargo, por primera vez en la vida, no quería irme sola. Apenas lograba concentrarme en la voz que tanto amaba.

Me decía lo mucho que había temido perderme y que cuando estaba a punto de escapar se había dado media vuelta y había corrido en dirección contraria, hacia mí. Había muerto mucha gente: a algunos no los conocía, pero a otros los había visto en la cafetería de State, en clase o en otras peleas.

Lo cierto era que habíamos sobrevivido y estábamos sentados a solas en su apartamento intentando digerirlo todo. Teníamos miedo, nos sentíamos culpables… por aquellos que habían muerto y por seguir con vida.

Sentía los pulmones llenos de telas de araña y llamas, y no podía quitarme el rancio olor a piel chamuscada de la nariz. Era penetrante y, aunque me había duchado, ahí seguía, mezclado con la esencia de menta y lavanda del jabón que había utilizado para intentar eliminarlo. Tampoco conseguía olvidar los sonidos. Las sirenas, los llantos, las palabras de preocupación y pánico, y los gritos de la gente que llegaba allí y se enteraba de que un amigo seguía dentro. Todos tenían el mismo aspecto: cubiertos de hollín y con esa mirada idéntica de desconcierto y desesperación. Era una pesadilla.

A pesar de que me costaba concentrarme, le oí decir:

—Lo único que me da miedo es una vida sin ti, Paloma.

Habíamos tenido demasiada suerte.

Incluso en aquel rincón oscuro de Las Vegas, cuando nos atacaron los matones de Benny, por alguna razón partíamos con ventaja. Travis era invencible. En cambio, formar parte del Círculo que había organizado un combate en condiciones poco seguras que había acabado con la muerte de una infinidad de chicos de la facultad… era una pelea que ni el mismísimo Travis Maddox podría ganar. Nuestra relación había aguantado muchos contratiempos, pero Travis corría un serio peligro de ir a la cárcel. Aunque él aún no lo sabía, ese era el único obstáculo que nos podía separar. El único obstáculo que no podíamos controlar.

—Entonces no tienes nada que temer —afirmé—. Lo nuestro es para siempre.

Suspiró y apretó sus labios contra mi pelo. No creía que fuera posible sentir algo tan fuerte por una persona. Él me había protegido y ahora me tocaba a mí protegerle.

—Es esto —dijo.

—¿Cómo?

—Desde el momento en que te conocí, supe que había algo en ti que necesitaba. Al parecer no era «algo en ti». Eras tú.

Me derretí por dentro. Le amaba. Le amaba y tenía que hacer todo lo posible para que se mantuviera a salvo. Costase lo que costase, aunque fuera una locura.

Solo tenía que convencerle.

Me recosté sobre él, apoyando la mejilla sobre su pecho.

—Somos nosotros, Trav. Nada tiene sentido si no estamos juntos. ¿Te has dado cuenta?

—¿Que si me he dado cuenta? ¡Llevo todo el año diciéndotelo! Es oficial.

Tías buenas sin coco, peleas, que me marche, Parker, Las Vegas…, hasta un incendio. Nuestra relación todo lo puede aguantar.

—¿Las Vegas? —pregunté.

En ese momento, el plan más descabellado tomó forma en mi mente, pero cuando me quedé mirando sus ojos marrones y cálidos, todo cobró sentido.

Aquellos ojos daban sentido a todo. Su rostro y su cuello seguían cubiertos de hollín mezclado con el sudor, un recuerdo de que habíamos estado a punto de perderlo todo…

Título: Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF)
Autores: Jamie McGuire
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.5 MB
Formato: PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Jamie McGuire - Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF) Jamie McGuire - Un Desastre Es Para Siempre (PDF-EPUB-MOBI-FB2-LIT-LRF) Lo veía venir: un desasosiego persistente y cada vez mayor reptando bajo mi piel. Cuanto más trataba de ignorarlo, más insoportable se hacía: un picor que tenía que rascar, un grito abriéndose paso hacia la superficie. Mi padre decía que esa necesidad imperiosa de hacerme con las riendas cuando todo estaba a punto de torcerse era una especie de tic, un mecanismo de defensa inherente a los Abernathy. La…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.