Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Jaci Burton – Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)

Jaci Burton – Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)

Jaci Burton – Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)

Jaci Burton - Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)

Jaci Burton – Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)

Introduccion del Libro Jaci Burton – Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2) 

Gavin Riley se había dado cuenta de que Elizabeth Darnell llevaba varios meses evitándolo. Y conocía la razón.

Tenía miedo de que la despidiera igual que había hecho su hermano Mick.

Mick jugaba en la NFL, la liga de fútbol americano, y él en la Major League Baseball, las Ligas Mayores de béisbol, así que sus situaciones eran bastante parecidas. Y dado que Mick era su hermano mayor, mucha gente pensó que él haría lo mismo, sobre todo tratándose de un tema de negocios como ese. Después de todo, había sido Mick quien contrató a Elizabeth primero y, en aquella ocasión, siguió su ejemplo.

Pero la gente se había equivocado. Él tomaba sus propias decisiones sobre su carrera y no siempre hacía lo mismo que su hermano. Además, incluso aunque Liz se hubiera inmiscuido en la vida personal de Mick, arremetiendo contra Tara, su novia, y el hijo de esta, y hubiera hecho casi todo lo humanamente posible para cabrear a su hermano, después había pedido perdón y tratado de arreglar las cosas con los tres. Sin embargo, sus disculpas habían llegado demasiado tarde.

La labor que realizaba un agente deportivo era valiosa para la carrera de un atleta, pero meterse en su vida amorosa podía ser el detonante para que el representante recibiera el beso de la muerte.

Sin embargo, Liz nunca se había inmiscuido en su vida amorosa. De hecho, le arrojaba mujeres encima como si fuera una madame. Mujeres muy guapas; actrices, modelos, el tipo de chicas que le gustaba llevar del brazo, así que no tenía ninguna queja al respecto. De hecho, Liz había hecho lo mismo con Mick hasta que su hermano se enamoró de Tara Lincoln; eso puso fin a todos los intentos que pudiera hacer Liz para ver su foto en la portada de cualquier revista acompañado de la modelo o actriz de moda en busca de publicidad. Liz la cagó cuando trató de expulsar a Tara y a su hijo de la vida de Mick; esa fue la causa real de su despido.

Gavin estaba seguro de que esa era también la razón de que le hubiera estado evitando; temía que se pusiera del lado de Mick y la despidiera. Algo que él encontraba muy divertido. Elizabeth siempre vigilaba a sus clientes como un halcón a su presa, y que mantuviera un silencio absoluto hacía pensar que se había dado por vencida y dejaba que los buitres se lanzaran en picado sobre sus mejores clientes.

No es que él fuera el mejor jugador de la liga, pero Liz había estado a su lado desde que firmó el primer contrato, y no había dejado en ningún momento que otro agente se le acercara lo suficiente para hablar ―o firmar― con él.

O quizá tenía algo que ver con lo ocurrido la noche que su hermano la había despedido.

Cuando Mick se largó de los vestuarios dejándolos a solas.

Liz se había acercado a él con los ojos llenos de lágrimas y con un aspecto muy vulnerable, algo totalmente impropio de ella.

De pronto, lo besó y se marchó.

No es que hubiera pensado mucho en ese beso durante los últimos meses.

No demasiado.

Después de desaparecer de su vista, no había vuelto a saber de ella; no le llamó ni le envió ningún correo electrónico, no se había acercado a él de ninguna de sus típicas maneras. Así que quizá fuera ese beso lo que la había hecho desaparecer y no el miedo a que la despidiera.

¿De verdad pensaba que no la perseguiría si realmente tuviera intención de poner fin a su relación profesional con ella?

Había llegado el momento de que se enfrentara a él y diera la cara.

No podía evitarlo para siempre, y menos en ese banquete que se ofrecía para el mundo deportivo, al que acudirían varios de sus clientes, incluido él, aunque sin duda ella estaba haciendo todo lo posible por esquivarlo.

Se había mantenido lejos de ella durante la mayor parte de la noche, permitiendo que revoloteara a sus anchas y abordara a varios de sus compañeros de béisbol. Le gustaba ver cómo se comportaba Liz en una sala a rebosar de deportistas de élite. Siempre conseguía captar la atención. Daba igual si la estancia estaba llena de mujeres más guapas, un hombre tendría que ser impotente o estar muerto para no fijarse en ella; en aquel pelo tan rojo como su deportivo favorito, en sus increíbles ojos azules, en la piel cremosa o en esas piernas tan largas que hacían que cualquier tipo se las imaginara rodeándole la cintura. Y ella exponía todos sus atributos con experimentada precisión. Era una bomba sexual andante a la que no faltaba un cerebro brillante.

Sin duda, una combinación letal.

Se estaría mintiendo a sí mismo si no admitiera que se sentía atraído por Liz, pero tenía por norma no mezclar el placer con los negocios, así que buscaba placer en otros lugares. Liz era una gran agente; le había conseguido un contrato blindado para jugar en las Ligas Mayores con los Rivers de Saint Louis en cuanto salió de la universidad, y había trabajado muy duro para hacerle rico, tanto con contratos publicitarios de diferentes marcas como manteniéndole en su posición de primera base. No quería que eso se estropeara.

Además, dudaba mucho que Elizabeth fuera su tipo…

Título: Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)
Autores: Jaci Burton
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.9 MB
Formato: PDF-EPUB-MOBI-FB2

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Jaci Burton - Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2) Introduccion del Libro Jaci Burton - Cambiando el juego (PDF-EPUB-MOBI-FB2)  Gavin Riley se había dado cuenta de que Elizabeth Darnell llevaba varios meses evitándolo. Y conocía la razón. Tenía miedo de que la despidiera igual que había hecho su hermano Mick. Mick jugaba en la NFL, la liga de fútbol americano, y él en la Major League Baseball, las Ligas Mayores de béisbol, así que sus situaciones eran bastante parecidas. Y dado que Mick era su hermano mayor, mucha gente pensó que…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.