Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » J. R. Ward – Desde siempre (PDF-EPUB)

J. R. Ward – Desde siempre (PDF-EPUB)

J. R. Ward – Desde siempre (PDF-EPUB)

J. R. Ward - Desde siempre (PDF-EPUB)

J. R. Ward – Desde siempre (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro J. R. Ward – Desde siempre (PDF-EPUB)

Alex Moorehouse no tenía intención de responder a los golpes de la puerta.

Tumbado boca arriba leía un libro y, en aquel momento, no tenía ganas de compañía. Había conseguido encontrar una posición que le aliviaba el dolor de su pierna, envuelta en una escayola, y que le permitía concentrarse en otras cosas.

Habían pasado casi tres meses desde que volviera a sentirse él mismo.

Tres meses, cuatro operaciones y una infección postoperatoria que casi lo había matado. Volvieron a llamar y siguió sin responder. Si era una de sus hermanas, ya volvería más tarde. Siempre volvían. Las dos se pasaban el día entrando y saliendo de la habitación para darle de comer, animándolo para que bajara o tratando de convencerle para que fuera a un psiquiatra. Las quería, pero deseaba que lo dejaran en paz.

La puerta se abrió emitiendo un crujido. Joy, su hermana pequeña, asomó la cabeza y sus ojos se posaron en la botella de licor que estaba en el suelo junto a la cama. Era un acto reflejo de las dos: abrir la puerta y fijarse en el whisky.

Así que se quedó mirándola a la espera de que dijera algo. Aquello iba a ser bueno. Joy parecía a punto de explotar.

—Hay alguien que quiere verte.

Él carraspeó antes de hablar.

—No —dijo y su voz sonó ronca. Aquel whisky le estaba afectando a las cuerdas vocales y se preguntó cómo lo estaría haciendo a su hígado.

—Sí…

—Te digo que no porque no he invitado a nadie. La ventaja de quedarse en casa de otra persona era que era más difícil que dieran con él. Teniendo en cuenta lo que había pasado, debía estar agradecido porque el fuego hubiera convertido el hotel White Caps de su familia, en un lugar inhabitable. Como consecuencia, Gray, el prometido de Joy, había recogido en su casa a todos los Moorehouse y, aunque Alex odiaba ser una carga, estaba contento de poder disfrutar del anonimato.

Además, aquel escondite era un lugar muy agradable. La casa de Gray Bennett en las montañas de Adirondack era un palacio tenebroso y la habitación de invitados en la que Alex había pasado las últimas seis semanas estaba en consonancia con el resto.

Todo estaba abigarrado y lleno de antigüedades y alfombras.

Por otro lado, Bennett, tenía muy buen gusto, lo que explicaba que quisiera casarse con la hermana pequeña de Alex.

—Alex…

—¿Algo más? —preguntó arqueando una ceja.

Joy se echó el pelo hacia atrás y el rubí de su anillo de compromiso brilló.

—Es Cassandra.

Al oír aquel nombre, Alex cerró los ojos y vio a la mujer de la que se había enamorado nada más conocerla seis años atrás, su melena pelirroja y sus ojos verdes, su deslumbrante sonrisa, su incomparable elegancia y su anillo de casada.

La culpabilidad lo embargó, al revivir la pesadilla. Regresó al velero, bajo la tormenta, luchando contra el viento y la lluvia mientras sujetaba a su mejor amigo. De pronto, su mano se había deslizado y lo había perdido en las aguas del mar. Había gritado su nombre en la oscuridad hasta quedarse sin voz y lo había buscado con una linterna entre las olas.

Aquella noche terrible, la rueda de la fortuna había girado y todos habían perdido.

Reese Cutler había muerto, Cassandra se había quedado viuda y Alex había quedado postrado en un agujero de odio del que nunca iba a salir.

—¿Va a quedarse en esta casa para tu boda? —preguntó él.

—Sí.

Alex apoyó las manos en el colchón y se incorporó. Le dolía todo.

—Entonces, me voy.

—Alex, no puedes.

—Mírame.

No le importaba si tenía que arrastrarse de vuelta a la propiedad de los Moorehouse. El taller de su padre tenía una pequeña cocina y un cuarto de baño.

Además, teniendo en cuenta que no tenía teléfono, el lugar era perfecto para él.

—Prometiste quedarte hasta que vieras al doctor…

—Tengo una cita con el ortopedista el lunes.

—Alex, esperaba que los tres pudiéramos estar bajo el mismo techo durante mi boda —dijo ella en voz baja—. Frankie, tú y yo. Hace mucho tiempo que no estás en casa. Y después del incendio…

Alex no quería darle un disgusto más a Joy en un momento que debía ser de felicidad. Después de todo, White Caps estaba inhabitable tras el incendio de la cocina. Además, se imaginaba que echaría de menos a sus padres más que nunca. Ya hacía diez años que habían muerto en el lago…

Título: Desde siempre (PDF-EPUB)
Autores: J. R. Ward
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.1 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
J. R. Ward - Desde siempre (PDF-EPUB) Introduccion del Libro J. R. Ward - Desde siempre (PDF-EPUB) Alex Moorehouse no tenía intención de responder a los golpes de la puerta. Tumbado boca arriba leía un libro y, en aquel momento, no tenía ganas de compañía. Había conseguido encontrar una posición que le aliviaba el dolor de su pierna, envuelta en una escayola, y que le permitía concentrarse en otras cosas. Habían pasado casi tres meses desde que volviera a sentirse él mismo. Tres meses, cuatro operaciones y una infección…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.