Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 3 » Hans Christian Andersen – El Porquerizo (PDF)

Hans Christian Andersen – El Porquerizo (PDF)

Hans Christian Andersen – El Porquerizo (PDF)

Hans Christian Andersen - El Porquerizo (PDF)

Hans Christian Andersen – El Porquerizo (PDF)

Introduccion del Libro Hans Christian Andersen – El Porquerizo (PDF)

Érase una vez un príncipe que andaba mal de dinero. Su reino era muy pequeño, aunque lo suficiente para permitirle casarse, y esto es lo que el príncipe quería hacer.

Sin embargo, fue una gran osadía por su parte el irse derecho a la hija del Emperador y decirle en la cara: -¿Me quieres por marido?-. Si lo hizo, fue porque la fama de su nombre había llegado muy lejos. Más de cien princesas lo habrían aceptado, pero, ¿lo querría ella?

Pues vamos a verlo.

En la tumba del padre del príncipe crecía un rosal, un rosal maravilloso; florecía solamente cada cinco años, y aun entonces no daba sino una flor; pero era una rosa de fragancia tal, que quien la olía se olvidaba de todas sus penas y preocupaciones. Además, el príncipe tenía un ruiseñor que, cuando cantaba, habríase dicho que en su garganta se juntaban las más bellas melodías del universo. Decidió, pues, que tanto la rosa como el ruiseñor serían para la princesa, y se los envió encerrados en unas grandes cajas de plata.

El Emperador mandó que los llevaran al gran salón, donde la princesa estaba jugando a «visitas» con sus damas de honor. Cuando vio las grandes cajas que contenían los regalos, exclamó dando una palmada de alegría:

– ¡A ver si será un gatito! -pero al abrir la caja apareció el rosal con la magnífica rosa.

– ¡Qué linda es! -dijeron todas las damas.

– Es más que bonita -precisó el Emperador-, ¡es hermosa!

Pero cuando la princesa la tocó, por poco se echa a llorar.

– ¡Ay, papá, qué lástima! -dijo-. ¡No es artificial, sino natural!

– ¡Qué lástima! -corearon las damas-. ¡Es natural!

– Vamos, no te aflijas aún, y veamos qué hay en la otra caja -, aconsejó el Emperador; y salió entonces el ruiseñor, cantando de un modo tan bello, que no hubo medio de manifestar nada en su contra.

– ¡Superbe, charmant! -exclamaron las damas, pues todas hablaban francés a cual peor.

– Este pájaro me recuerda la caja de música de la difunta Emperatriz -observó un anciano caballero-. Es la misma melodía, el mismo canto.

– En efecto -asintió el Emperador, echándose a llorar como un niño.

– Espero que no sea natural, ¿verdad? -preguntó la princesa.

– Sí, lo es; es un pájaro de verdad -respondieron los que lo habían traído.

– Entonces, dejadlo en libertad -ordenó la princesa; y se negó a recibir al príncipe.

Pero éste no se dio por vencido. Se embadurnó de negro la cara y, calándose una gorra hasta las orejas, fue a llamar a palacio.

– Buenos días, señor Emperador -dijo-. ¿No podríais darme trabajo en el castillo?

– Bueno -replicó el Soberano-. Necesito a alguien para guardar los cerdos, pues tenemos muchos.

Y así el príncipe pasó a ser porquerizo del Emperador. Le asignaron un reducido y mísero cuartucho en los sótanos, junto a los cerdos, y allí hubo de quedarse. Pero se pasó el día trabajando, y al anochecer había elaborado un primoroso pucherito, rodeado de cascabeles, de modo que en cuanto empezaba a cocer las campanillas se agitaban, y tocaban aquella vieja melodía:

¡Ay, querido Agustín, todo tiene su fin!…

Título: El Porquerizo (PDF)
Autores: Hans Christian Andersen
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 139 KB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Hans Christian Andersen - El Porquerizo (PDF) Introduccion del Libro Hans Christian Andersen - El Porquerizo (PDF) Érase una vez un príncipe que andaba mal de dinero. Su reino era muy pequeño, aunque lo suficiente para permitirle casarse, y esto es lo que el príncipe quería hacer. Sin embargo, fue una gran osadía por su parte el irse derecho a la hija del Emperador y decirle en la cara: -¿Me quieres por marido?-. Si lo hizo, fue porque la fama de su nombre había llegado muy lejos. Más de…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.