Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Graham Greene – Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)

Graham Greene – Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)

Graham Greene – Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)

Graham Greene - Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)

Graham Greene – Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Graham Greene – Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)

Hace treinta años, un hombre de edad, de quien yo recibía cada semestre una pequeña renta en concepto de alquiler de una de mis propiedades, vino a verme el día en que terminaba el plazo. Era un personaje reservado, triste, distante, que había conocido tiempos mejores y gozaba de una reputación inmejorable. No se puede imaginar fuente más fidedigna para una historia de fantasmas.

La que me contó, con repugnancia, hay que reconocerlo, salió a relucir por el giro que tomó nuestra conversación. En efecto, se sintió en la obligación de explicarme (yo no lo hubiera notado) la razón de que se presentara el día del vencimiento, en lugar de hacerlo una semana después, como tenía por costumbre; me dijo que había decidido mudarse de casa y, por consiguiente, tenía que pagar el alquiler un poco antes de lo debido.

Vivía en una oscura calle de Westminster, en una casa vieja, espaciosa, muy caliente, ya que estaba artesonada de arriba abajo y mal ventilada por escasas ventanas de diminutos cristales emplomados.

Como testimoniaban los carteles colocados en las ventanas, la casa se hallaba en venta, o por alquilar, pero nadie parecía interesarse por ello.

Una matrona delgada y taciturna, vestida de seda de un negro color ala de mosca, cuyos ojos grandes e inquietos miraban fijamente y parecían escrutar la cara del visitante, para leer en ella lo que había visto en los pasillos y las habitaciones oscuras por las que acababa de pasar, mantenía el cuidado de la casa, ayudada de una «criada para todo». Mi pobre amigo se alojó en la casa inducido por el precio extraordinariamente bajo. Era el único locatario y llevaba más de un año, sin haber tenido jamás motivo de queja. Disponía de dos habitaciones: una sala y un dormitorio al cual daba un pequeño gabinete en el que guardaba encerrados sus libros y sus papeles.

Una noche, antes de acostarse, tuvo el cuidado de cerrar también, con llave, la puerta del pasillo. Como no podía dormir estuvo un rato leyendo a la luz de una vela; por fin, dejó el libro en la mesilla de noche. El reloj del rellano de la escalera acababa de dar la una cuando, con un horror indescriptible, vio que la puerta del gabinete, que creía cerrada, se abría furtivamente y entraba en la habitación, de puntillas, un hombre delgado y moreno, como de cincuenta años. Su aspecto era siniestro, con su vestido de luto, muy anticuado, como los que pueden verse en los cuadros de Hogarth. Le seguía un hombre más viejo, más corpulento, cuya piel estaba marcada por el escorbuto y cuyos rasgos, inexpresivos como los de un cadáver, llevaban impresa la marca de la perversidad y la sensualidad.

Aquel anciano llevaba una bata de casa en seda floreada con bocamangas de encaje. Mi amigo notó que lucía un anillo de oro en la mano y en la cabeza un gorro de terciopelo como los que usaban en la intimidad los caballeros de la época de las pelucas.

En la mano, cubierta de encajes y adornada con la sortija, el siniestro anciano llevaba un rollo de cuerda. Los dos personajes salidos del gabinete, que se hallaba a la izquierda del cuarto, cerca de la ventana, atravesaron la habitación en diagonal, hacia la puerta del pasillo, que estaba a la derecha, pasando junto a los pies de la cama.

Ni siquiera intentó describirme las sensaciones que despertó en élla aparición, tan próxima, de las dos siluetas. Se contentó con declarar que no se acostaría jamás en aquella habitación, ni ninguna consideración en este mundo podría incitarle a entrar solo en ella, aunque fuera en pleno día. Por la mañana encontró las dos puertas cerradas con llave, tal como las había dejado antes de acostarse.

En respuesta a una pregunta mía me dijo que ninguno de los dos personajes pareció darse cuenta de su presencia. No daban la impresión de deslizarse sobre el suelo sino que andaban como cualquier otro mortal, aunque sin el menor ruido; sintió la vibración del parquet cuando pasaron. Le vi tan impresionado que no me atreví a preguntarle nada más.

No obstante, su descripción presentaba ciertas coincidencias tan singulares que me incitaron a escribir a un amigo, mucho mayor, que vivía en un rincón apartado de Inglaterra, y al que sabía en condiciones de darme la información que deseaba. En muchas ocasiones mi amigo había llamado mi atención hacia aquella casa y contado, brevemente, la extraña historia que ahora deseaba me contase con todo detalle.

Su respuesta me satisfizo; las páginas siguientes narran la historia en sustancia…

Título: Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB)
Autores: Graham Greene
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.9 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Graham Greene - Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Graham Greene - Narraciones terroríficas – Vol. 5 (PDF-EPUB) Hace treinta años, un hombre de edad, de quien yo recibía cada semestre una pequeña renta en concepto de alquiler de una de mis propiedades, vino a verme el día en que terminaba el plazo. Era un personaje reservado, triste, distante, que había conocido tiempos mejores y gozaba de una reputación inmejorable. No se puede imaginar fuente más fidedigna para una historia de fantasmas. La que…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.