Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Graham Greene – Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)

Graham Greene – Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)

Graham Greene – Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)

Graham Greene - Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)

Graham Greene – Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Graham Greene – Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)

Hale sabía que pensaban asesinarle antes de que hubiera pasado tres horas en Brighton. Con los dedos sucios, las uñas mordidas y unos andares cínicos y un tanto bruscos, cualquiera podía adivinar que no era de allí. Pertenecía, en realidad, al populacho dominguero atraído por el primerizo sol estival y por el fresco relente desencadenado por el mar de aquel domingo de Pentecostés. El gentío acudía en el tren de la estación Victoria cada cinco minutos, paseaba por Queen’s Road encaramado a las plataformas de los pequeños tranvías locales y deslizábase, a través del aire fresco y acariciador, en aturdidas avalanchas. La reciente pintura plateada resplandecía en los muelles y las casas amarillentas se escapaban hacia el Oeste como en una pálida acuarela victoriana.

Carreras en los diminutos coches eléctricos, orquestas en plena ejecución, jardines de rutilantes flores abiertos ante los ojos, y un aeroplano que pregonaba algo para la salud con tenues y fugaces volutas de humo sobre el cielo…

A Hale le parecía muy fácil la posibilidad de perderse en Brighton en medio de las cincuenta mil personas que venían a pasar el día. Durante un buen rato abandonóse a la corriente, tragando gins con soda hasta donde las posibilidades de su programa se lo permitían, pues debía acomodarse a instrucciones precisas: de diez a once de la mañana Queen’s Road y Castle Square, de once a doce el Aquarium y Palace Pier, de once a una el espacio comprendido entre Old Ship y West Pier, de una a dos regresar a Castle Square para comer en cualquiera de sus restaurantes, y después abrirse paso a lo largo del paseo hasta West Pier y luego hasta la estación por Hove Street. Éstos eran los límites de su absurdo y profusamente anunciado itinerario.

Anunciado en cada ejemplar del Messenger: «Hoy, Kolley Kibber en Brighton».

En el bolsillo llevaba un paquete de tarjetas para esconder en lugares secretos de su ruta. Los que las encontraban recibían una gratificación de diez chelines del diario, y el premio gordo lo ganaba la persona que, descubriendo a Hale, se le encaraba enarbolando un ejemplar del periódico en la mano con las palabras de ritual: «Usted es Kolley Kibber. Reclamo el primer premio del Daily Messenger».

A esto reducíase todo el trabajo de Hale, a callejear hasta que un demandante le liberaba en cada ciudad de turno. Ayer fue Southend, hoy Brighton, mañana…

Engulló el gin con soda apresuradamente, pues eran ya las once, y encaminóse hacia Castle Square; Kolley Kibber siempre jugaba limpio, siempre exhibía el mismo sombrero con que le retrataban en el Messenger, siempre estaba a punto. El día anterior, en Southend, no fue reconocido; al periódico satisfacíale de vez en cuando ahorrarse la prima, aunque ello no sucedía muy a menudo.

Aquel domingo tenía la obligación de mostrarse sucio y mugriento, cosa que no le disgustaba del todo. Existían razones para que no se sintiera seguro en Brighton, a pesar de la tumultuosa concurrencia.

Arrimóse a la barandilla cercana al Palace Pier, mostrando su rostro a la multitud, que desfilaba incesantemente delante de él, como una doble cadena sin fin, en grupos de a dos, con cierto aspecto de tranquilidad y alborozada alegría. Habían pasado todo el viaje, desde la estación Victoria, apretujados en los coches, tendrían que aguardar su turno en largas colas para comer, y a medianoche, soñolientos, regresarían en hora tardía a las entumecidas calles, a los cerrados cafés y al trillado camino del hogar.

Con inmensa fatiga y una paciencia enorme, intentaban exprimir del largo día todo el juego de la felicidad: el sol, la música, el chirrido de los coches eléctricos, el tren fantasma que buceaba entre burlones esqueletos debajo del paseo del Aquarium, las barritas de Brighton Rock y los gorros de papel de los marineros…

Título: Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB)
Autores: Graham Greene
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.6 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Graham Greene - Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Graham Greene - Brighton, parque de atracciones (PDF-EPUB) Hale sabía que pensaban asesinarle antes de que hubiera pasado tres horas en Brighton. Con los dedos sucios, las uñas mordidas y unos andares cínicos y un tanto bruscos, cualquiera podía adivinar que no era de allí. Pertenecía, en realidad, al populacho dominguero atraído por el primerizo sol estival y por el fresco relente desencadenado por el mar de aquel domingo de Pentecostés. El gentío acudía en el tren…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.