Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Giorgio Scerbanenco – Venus privada (PDF-EPUB)

Giorgio Scerbanenco – Venus privada (PDF-EPUB)

Giorgio Scerbanenco – Venus privada (PDF-EPUB)

Giorgio Scerbanenco - Venus privada (PDF-EPUB)

Giorgio Scerbanenco – Venus privada (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Giorgio Scerbanenco – Venus privada (PDF-EPUB)

—¿Cómo se llama usted?

—Antonio Marangoni estoy allí, en la alquería Luasca, hace más de cincuenta años que voy todas las mañanas a Rogoredo en bicicleta.

—No pierdas el tiempo con estos viejos, volvamos al diario.

—Es él quien descubrió a la chica, nos la puede describir; si no, tendremos que pasar por el depósito y llegaremos tarde.

—La vi cuando llegó la ambulancia, estaba vestida de azul celeste.

—Vestida de azul celeste. ¿Cabellos?

—Oscuros, pero no negros.

—Llevaba unas gafas grandes, de sol, redondas.

—Gafas de sol, redondas.

—No se le veía casi la cara, se la tapaban los cabellos.

—Largaos, no hay nada que ver.

—No hay nada que ver, el agente tiene razón, volvamos al diario.

—Largaos, largaos. ¿No tenéis que ir a la escuela?

—Sí, esto está lleno de chiquillos.

—Cuando llegué olía a sangre.

—Diga, diga, señor Marangoni.

—Olía a sangre.

—Claro, se había desangrado.

—No olía a nada, había pasado demasiado tiempo, llegamos aquí con la
camioneta.

—Diga, diga, agente.

—En la jefatura os lo dirán todo, yo estoy aquí para mantener alejada a esa gente, no hablo con los periodistas. Pero no había olor de sangre, no pudo haberlo.

—Lo olí yo, y tengo buen olfato. Bajé de la bicicleta porque tenía que orinar, dejé la bicicleta en el suelo.

—Diga, diga, señor Marangoni.

—Me acerqué a aquellos matorrales, sí, justamente a aquellos, y vi el zapato, el pie, vaya.

—Circulen, circulen, no hay nada que ver, toda esa gente para ver un trozo de prado vacío.

—Al principio vi solamente el zapato, el pie dentro no lo veía, alargué la mano.

—Alberta Radelli, veintitrés años, dependienta, hallada en Metanópoli, localidad alquería Luasca, el cadáver fue descubierto a las cinco y media de la mañana por el señor Antonio Marangoni. Vestido azul celeste, cabello oscuro pero no negro, gafas redondas, empiezo a telefonear esto, luego vuelvo a buscarte.

—Entonces noté que dentro del zapato estaba el pie y no me hizo ninguna gracia, aparté todas esas hierbas y la vi, saltaba a la vista que estaba muerta.

Título:Venus privada (PDF-EPUB)
Autores: Giorgio Scerbanenco
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.2 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Giorgio Scerbanenco - Venus privada (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Giorgio Scerbanenco - Venus privada (PDF-EPUB) —¿Cómo se llama usted? —Antonio Marangoni estoy allí, en la alquería Luasca, hace más de cincuenta años que voy todas las mañanas a Rogoredo en bicicleta. —No pierdas el tiempo con estos viejos, volvamos al diario. —Es él quien descubrió a la chica, nos la puede describir; si no, tendremos que pasar por el depósito y llegaremos tarde. —La vi cuando llegó la ambulancia, estaba vestida de azul celeste. —Vestida de azul celeste. ¿Cabellos? —Oscuros,…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.