Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis

Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis

Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis

Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis

Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis

Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis Gibrán mezcla en su obra dos místicas, la de oriente y la de occidente, aquí late una dimensión universal de sabiduría que ha cautivado a millones de lectores. En la voz del maestro, éste ofrece sus consejos al discípulo, y le dice: “el pueblo es la gloria de nuestro reino, y la fuente de su riqueza. Hay cuatro cosas que un dirigente debe evitar: la cólera, la avaricia, la falsedad y la violencia”. Este libro es una luz de esperanza para todos los pueblos oprimidos del mundo.

Vine a decir una palabra, y la voy a decir ahora.Pero, si la muerte me lo impide, será pronunciada por el Mañana, porque el Mañana no deja nunca un secreto en el libro de la Eternidad.Vine a vivir en la gloria del Amor y a la luz de la belleza, que son los reflejos de Dios.Aquí estoy, vivo, y no puedo ser destronado del dom inio de la vida, porque a través de mi palabra viviré en la muerte.Vine para ser de todos y estar con todos, y lo que haga hoy en mi soledad resonará Mañana en los ecos de la multitud.Y lo que digo ahora con un solo corazón será repetido Mañana por millares de corazones.

La voz del maestro habla en tono sentencioso e impresionante del triunfo de la fe sobre el dolor, y del amor sobre la soledad. El autor trata temas tan importantes y vitales como `la divinidad del hombre`, `la razón y el conocimiento`, `el amor y la igualdad`, y lo hace en forma tal, que proporciona una nueva visión interior sobre muchos de los enigmas de la vida

Y sucedió que el Discípulo vio al Maestro pasear en silen cio arriba y abajo del jardín, y en su pálido semblante mostrá banse señales de profunda. tristeza. El Discípulo saludó al Maestro en nombre de Alá y le preguntó cuál era la causa de su dolor. El Maestro hizo un ademán con el báculo y rogó al Discípulo que se sentase en la piedra junto al estanque de los peces. Así lo hizo el Discípulo, preparándose a escuchar la voz del Maestro.

Y éste dijo:

Quieres que te relate la tragedia que mi Memoria repite cada día y cada noche en el escenario de mi corazón. Estás cansado ya de mi prolongado silencio y del secreto que no te revelo, y te atribulas ante mis suspiros y -lamentaciones. Te dices a tí mismo: “Si el Maestro no me admite en el templo de sus tristezas, ¿cómo voy a poder penetrar jamás en la morada de sus afectos?”

Escucha mi historia… Préstame oído, pero no me compa dezcas, porque la piedad es parados débiles, y yo estoy fuerte todavía en medio de mi aflicción.

Desde los días de mi juventud me ha venido persiguiendo en el sueño y en la vigilia el fantasma de una extraña mujer. La veo cuando estoy a solas por la noche, sentada junto a mi lecho. En el silencio de la medianoche escucho, su dulce voz. Muchas veces, al cerrar los ojos, siento el tacto de sus suaves dedos en mis labios; y cuando abro los ojos, el miedo me invade y repentinamente empiezo a escuchar el susurro de los ecos de la Nada…

Frecuentemente me siento desorientado y me digo: “¿No será mi fantasía la que me hace dar vueltas hasta parecer que me pierdo entre las nubes? ¿No habré forjado yo desde lo más hondo de mis sueños una nueva divinidad de voz melo diosa y manos tibias? ¿He perdido acaso los sentidos y, en medio de mi locura, he creado esta cara y amada compañera? ¿Me he retirado de la sociedad de los hombres y del bullicio de la ciudad para poder estar a solas con el objeto de mi ado ración? ¿Habré cerrado los ojos y los oídos a las formas y rumores de la Vida, para poder admirarla mejor y escuchar su melodiosa voz?

Me pregunto a mí mismo muchas veces: “¿Soy un loco a quien le place estar solo, y que de los fantasmas de su soledad modela una compañera y esposa para su alma?”

Te hablo de una Esposa y te asombra el oír esta palabra. Pero, ¿cuántas veces nos desconcertamos ante una experien cia extraña que rechazamos como imposible, aunque su reali dad no puede borrarse de nuestra mente por mucho que lo intentemos?

Esta mujer de mis visiones ha sido en realidad mi esposa, y ha compartido conmigo los gozos y sinsabores de la vida. Cuando me despierto por la mañana, la veo reclinada sobre mi almohada, mirándome con ojos rutilantes de bondad y amor maternal. Está conmigo cuando planeo cualquier empresa y me ayuda a realizarla. Cuando me siento a comer, ella toma asiento junto a mí e intercambiamos ideas y pala bras. Al anochecer, está conmigo de nuevo y me dice:

-Llevamos mucho tiempo encerrados en este lugar. Salga mos a caminar por los campos y las praderas.

Entonces dejo mi trabajo y la sigo por el campo, nos sentamos en una piedra elevada y contemplo el horizonte distante. Ella me señala la nube dorada y me hace notar la canción que gorjean los pájaros antes de retirarse a pasar la noche, agradeciendo al Señor por la dádiva de su libertad y de su paz.

Biografia del Autor

El segundo de cuatro hermanos, vivió con ellos hasta los 11 años, cuando gran parte de su familia emigra a Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades para trabajar y vivir. Antes de ese viaje, aprende de otras personas, entre ellas su abuelo materno, del conocimiento del arte y del saber universal, que fueron base para la literatura y la pintura. Ya con el tiempo aprendió y cultivó con devoción el inglés, lengua que haría famosas sus novelas, aunque no olvidó el árabe, que perfeccionó tras su regreso a Líbano en 1898. Durante esa estancia en su país natal, destaca por su habilidad en el dibujo y nace en él la idea de escribir un libro, El Profeta, que con el tiempo sería su obra cumbre.
Su habilidad por el dibujo y la pintura lo llevó a crear obras tan importantes que se exhibieron en varias partes del mundo y llegaron a compararse con trabajos de Auguste Rodin o William Blake.
En 1902, Gibrán regresó a Boston y sin dejar de escribir, inicia su vocación por la pintura, que le llevaría a ser famoso por doquier; y es en París donde hace exponer sus obras y gana el elogio de la crítica. Luego, en la capital francesa, saca su mejor provecho cultural. En 1912 es publicado el libro Las Alas Rotas que había comenzado en 1906. Sus primeros textos los publica en la revista libanesa “Al-Manarah”, una publicación fundada por el propio Gibrán, junto a Youssef Howayek. Inicia también en esa época una serie de viajes por Europa que enriquecerán su bagaje cultural.
Gibrán trabaja en la confección de El Profeta, que finalmente logra publicarse en 1923, con éxito total e imágenes de su propia autoría. Antes había publicado El Loco y posteriormente El Precursor. En esa época, malos presentimientos le invaden el alma y desea retornar a su patria, pero su salud decae constantemente hasta el final de su vida. Se casó con la mujer de sus sueños y siempre la amó hasta que murió.
Obras

Sus obras han sido traducidas a más de veinte idiomas.

Memorial de Kahlil Gibran en Washington D.C.
Espíritus rebeldes (1903)
Alas rotas (1912)
Lágrimas y sonrisas (1914)
La procesión (1918)
El loco (1918)
La tempestad (Entre noche y día) (1920)
El profeta (1923)
Lázaro y su amada (1925)
Arena y espuma (1926)
Jesús, el Hijo del Hombre (1928)
El precursor (1929)
Los dioses de la tierra (1931)
Entre noche y día
El jardín del Profeta
El maestro
La voz del maestro

Título: La voz del maestro (PDF) Gratis
Autores: Gibrán Khalil Gibrán
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 156 KB
Formato:PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis Gibrán Khalil Gibrán – La voz del maestro (PDF) Gratis Gibrán mezcla en su obra dos místicas, la de oriente y la de occidente, aquí late una dimensión universal de sabiduría que ha cautivado a millones de lectores. En la voz del maestro, éste ofrece sus consejos al discípulo, y le dice: "el pueblo es la gloria de nuestro reino, y la fuente de su riqueza. Hay cuatro cosas que un dirigente debe evitar: la cólera,…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.