Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Georg Wilhelm Friedrich Hegel – Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)

Georg Wilhelm Friedrich Hegel – Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)

Georg Wilhelm Friedrich Hegel – Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)

Georg Wilhelm Friedrich Hegel - Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)

Georg Wilhelm Friedrich Hegel – Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Georg Wilhelm Friedrich Hegel – Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)

En Berlín Hegel dictó filosofía de la religión en los semestres de verano de 1821, 1824, 1827 y 1831. Esas lecciones, que cubren la última década de la vida del filósofo, constituyen el testimonio más importante de la evolución de su pensamiento acerca de la religión, junto con los concisos parágrafos de la doctrina del Espíritu absoluto en las tres ediciones de la Enciclopedia, y con las fragmentarias informaciones de los escritos berlineses y del epistolario de esos años.

Lamentablemente, el carácter evolutivo de esas lecciones quedó completamente velado al lector de sus ediciones póstumas, tanto las Werke del siglo pasado, cuanto la edición de Lasson. El vicio radical que aqueja a todas estas ediciones ha consistido en suponer que el Hegel «maduro» ha dejado de evolucionar, a diferencia del Hegel juvenil. En efecto, sobre la base de aquella premisa pueden justificarse dos tipos de procedimientos que distinguen a esas ediciones: el de la selección y omisión de pasajes de las fuentes, y el de la fragmentación y recomposición de aquellos pasajes en un plan unitario, artificiosamente construido por el editor. Para explicar ambos procedimientos no es necesario recurrir a la hipótesis de una tergiversación ideológica de las fuentes. Basta con que se distinga entre un contenido inmutable y desarrollos accidentales, para que los últimos sean lícitamente descartables, sin que se recargue la edición. O bien, para que esos desarrollos se compaginen en «una gran línea unitaria» de pensamiento, bastará con desarticularlos de su contexto originario y recomponerlos dentro de esa nueva síntesis del editor. Sin embargo, la antítesis entre un Hegel juvenil, en constante evolución, y un Hegel maduro, cuyo pensamiento está acabado, es demasiado simplista, como para no necesitar de correctivos.

Por una parte, aun cuando la evolución del Hegel juvenil se caracterice por un abrupto y sucesivo «transitar» de una a otra posición, el sello personal impreso a cada posición permite entrever el pasaje a la siguiente. Para ceñirnos al tema de la religión, en los fragmentos de Tübingen y de Berna (1792-1796) Hegel se presenta como un típico «ilustrado» influido por Lessing, pero con gérmenes de un romanticismo que lo llevará más allá de la mera Ilustración racionalista. La teología política elaborada en esos fragmentos combate la privaticidad (luego «positividad») de la religión cristiana con las armas de la religión racional de la Ilustración, pero sobre el telón de fondo de un paraíso perdido: la nostalgia de una religión popular o pública en la que el corazón y la fantasía se fusionan con el civismo y el patriotismo. En los fragmentos de Frankfurt (1797-1800), el romanticismo compartido con Hölderlin se expande en una ontoteología de la Vida originaria, desdoblada y reunificada en el amor. Pero muy pronto se anuncian los gérmenes especulativos de una forma de teología cristiana. En efecto, el desdoblamiento de la Vida en objetividad y subjetividad, cuyos extremos finitos corresponden al legalismo judío y a la moralidad kantiana, logra una primera reunificación en Jesús, figura del amor ético, que reconcilia las virtudes, la ley, la pena y el destino. Pero el destino del maestro que se aparta del mundo, y del crucificado condenado por el Estado, revelan en Jesús la figura de la división e invitan a conjugar amor y reflexión en la forma superior de la «religión», capaz de pensar la Vida pura en la Reflexión del Logos y en el Amor del Espíritu que anima a la comunidad. Así, mientras que su camarada Hölderlin se abisma en la tragedia, Hegel busca la reconciliación de la Vida en la historia del Espíritu que anima a la comunidad. El primer sistema de filosofía que Hegel elabora en Jena (1800-1804), en aparente comunión de ideas con Schelling, hace coronar la lógica y la «Realphilosophie» en una especulación religiosa que constituye el primer esbozo de su futura filosofía de la religión[7]. A este ámbito pertenece la así llamada «Continuación del sistema de eticidad» que presenta la historia de la religión como reconciliación originaria, perdida y reconstruida[8]. La reconciliación originaria, figurada en el panteísmo oriental y en el bello politeísmo griego, se ha perdido en el mundo prosaico del imperio romano, en el tiempo del dolor infinito provocado por la pérdida de los dioses y de la patria (Dok páginas 317-318). La reconciliación reconstruida comienza por la inversión de aquel proceso en Cristo, quien instaura en su única humanidad aquella divinización que antes abarcaba a toda la naturaleza y expresa en la cruz su absoluto desprecio por un mundo desacralizado (Dok., págs. 319-321). Pero el proceso vuelve a reeditarse en el catolicismo medieval y en el protestantismo. En el primero, el cristianismo se tornó religión «bella»: todas las cosas fueron resacralizadas y la religión popular recibió las «ideas más altas de la especulación no meramente como una mitología, sino en la forma de ideas» [Dok., págs. 321-323). En el segundo retornó la prosaica secularización del mundo romano:

«El sábado del mundo ha desaparecido y la vida se ha convertido en un día laboral, común y profano» (Dok., pág. 323). La nostalgia de un paraíso perdido y la representación de una muerte presente dan paso, finalmente, a la profecía de una «nueva religión» que «posea la audacia de asumir su propia figura religiosa, en su propio ámbito y por propia majestad» (Dok., págs. 324-325). Este nuevo avatar del «Reino del Espíritu» ya no estará constituido, como en Joaquín de Fiore, por una comunidad de carismáticos, sino por una élite de filósofos (Dok., página 325). Pero esta profecía de lo que será, no configura un lenguaje apropiado para el saber absoluto de lo que es esencialmente. Para ingresar en el edificio del sistema hegeliano, será menester que el «alma bella» del romanticismo, que atravesó las etapas de la Reforma, la Ilustración y la Revolución, se convierta en «Espíritu absoluto» a través de la experiencia de la absolución de las conciencias de la que emerge el «nosotros» de la nueva comunidad[9]. En la Fenomenología del Espíritu, de 1807, la conciencia no solamente absorbe todo el recorrido de la experiencia, individual e histórica, sino que se purifica de su ceguera natural para captar, en la luz del «saber absoluto», el movimiento del concepto lógico, encarnado en la naturaleza y en la historia[10]. Así finalmente la religión histórica queda absorbida en la filosofía especulativa de la Lógica y del Sistema hegelianos. Éstos verán la luz en el decenio siguiente, en Nürnberg y en Heidelberg, con la publicación de la Ciencia de la Lógica y con la primera edición de la Enciclopedia. Pero con ello el proceso no ha terminado.

Título:Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB)
Autores: Georg Wilhelm Friedrich Hegel
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 3.4 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Georg Wilhelm Friedrich Hegel - Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Georg Wilhelm Friedrich Hegel - Lecciones sobre filosofía de la religión 1 (PDF-EPUB) En Berlín Hegel dictó filosofía de la religión en los semestres de verano de 1821, 1824, 1827 y 1831. Esas lecciones, que cubren la última década de la vida del filósofo, constituyen el testimonio más importante de la evolución de su pensamiento acerca de la religión, junto con los concisos parágrafos de la doctrina…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.