Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis

Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis

Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis

Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis

Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis

Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF)  Gratis Es una pequeña obra maestra del estilo condensado de García Márquez» (José Miguel Oviedo). Con todo, y dada la fuerza del mundo macondino del autor, es difícil sustraerse a señalar semejanzas y diferencias entre ambos títulos.

En El   coronel no tiene quien le escriba   ya hay un germen de desmesura, concretamente en lo que al tiempo se   refiere (esa larga espera del protagonista por su pensión siempre demorada); está, desde luego, el tema de la   soledad; las reiteraciones de ciertos elementos, las guerras como telón de fondo, el simbolismo de algunos objetos   (o animales: el gallo, que es la herencia del hijo muerto). El lenguaje, sin embargo, es sobrio, contenido, y el relato   casi en línea recta, aunque el peculiar sentido del ritmo, las interminables idas y venidas del protagonista, que   provocan una cierta obsesión en el lector, resulta fundamental y confiere carácter a esta novela que ha sido   llevada al cine recientemente, y con acierto, por el director mexicano Arturo Ripstein, con la actriz española   Marisa Paredes en el papel de la paciente mujer del coronel.

El coronel no tiene quien le escriba fue escrita por Gabriel García Márquez durante su estancia en París, adonde había llegado como corresponsal de prensa y con la secreta intención de estudiar cine, a mediados de los años cincuenta.

El cierre del periódico para el que trabajaba le sumió en la pobreza, mientras redactaba en tres versiones distintas esta excepcional novela, que fue rechazada por varios editores antes de su publicación. Tras el barroquismo faulkneriano de La hojarasca, esta segunda novela supone un paso hacia la ascesis, hacia la economía expresiva, y el estilo del escritor se hace más puro y transparente.

Se trata también de una historia de injusticia y violencia: un viejo coronel retirado va al puerto todos los viernes a esperar la llegada de la carta oficial que responda a la justa reclamación de sus derechos por los servicios prestados a la patria. Pero la patria permanece muda…

En El coronel no tiene quien le escriba hay una aura de cosas no dichas, de medias luces, silencios elocuentes y milagros secretos, en que se define siempre o que se omite y resalta lo que quiere pasar inadvertido. Un soplo de misterio atraviesa el libro, que apenas tiene cien páginas, pero está envuelto en sombras luminosas. Pocos personajes de la novela latinoamericana seducen tanto como el viejo y maniático Coronel, que terminado el libro vive largo tiempo en la memoria. Es una especie de niño prodigio envejecido, loco y cuerdo, conmovedor y humano, maravillado y tragicómico. Tiene no sólo una personalidad sino un alma.

‘El Coronel es una anécdota, pero ante todo un retrato. Nos lleva, no hacia un hecho, sino hacia un personaje, y en última instancia, una visión. (Luis Harss, ‘Los nuestros’.

Biografia del Autor

Hijo de Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez, nació en Aracataca, en el departamento de Magdalena (Colombia), «el domingo 6 de marzo de 1927 a las nueve de la mañana…», como refiere el propio escritor en sus memorias.

Cuando sus padres se enamoraron, el padre de Luisa, coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía, se opuso a esa relación, pues Gabriel Eligio García, que había llegado a Aracataca como telegrafista, no era el hombre que consideraba más adecuado para su hija, por ser hijo de madre soltera, pertenecer al Partido Conservador Colombiano y ser un mujeriego confeso.

Con la intención de separarlos, Luisa fue enviada fuera de la ciudad, pero Gabriel Eligio la cortejó con serenatas de violín, poemas de amor, innumerables cartas y frecuentes mensajes telegráficos. Finalmente, la familia capituló y Luisa consiguió el permiso para casarse con Gabriel Eligio, lo cual sucedió el 11 de junio de 1926 en Santa Marta. La historia y tragicomedia de ese cortejo inspiraría más tarde a su hijo la novela El amor en los tiempos del cólera.

Poco después del nacimiento de Gabriel, su padre se convirtió en farmacéutico y, en enero de 1929, se mudó con Luisa a Barranquilla, dejando a Gabriel en Aracataca al cuidado de sus abuelos maternos. Dado que vivió con ellos durante los primeros años de su vida, recibió una fuerte influencia del coronel Márquez, quien de joven mató a Medardo Pacheco en un duelo y tuvo, además de los tres hijos oficiales, otros nueve con distintas madres. El Coronel era un liberal veterano de la Guerra de los Mil Días, muy respetado por sus copartidarios y conocido por su negativa a callar sobre la Masacre de las bananeras, suceso en el que murieron cientos de personas a manos de las Fuerzas Armadas de Colombia durante una huelga de los trabajadores de las bananeras, hecho que García Márquez plasmaría en su obra.

El coronel, a quien Gabriel llamaba “Papalelo”, describiéndolo como su «cordón umbilical con la historia y la realidad», fue también un excelente narrador y le enseñó, por ejemplo, a consultar frecuentemente el diccionario, lo llevaba al circo cada año y fue el primero en introducir a su nieto en el «milagro» del hielo, que se encontraba en la tienda de la United Fruit Company.3 Frecuentemente decía: «Tú no sabes lo que pesa un muerto», refiriéndose así a que no había mayor carga que la de haber matado a un hombre, lección que García Márquez más tarde incorporaría en sus novelas.

Su abuela, Tranquilina Iguarán Cotes, a quien García Márquez llama la abuela Mina y describe como “una mujer imaginativa y supersticiosa” que llenaba la casa con historias de fantasmas, premoniciones, augurios y signos, fue de tanta influencia en García Márquez como su marido e incluso es señalada por el escritor como su primera y principal influencia literaria, pues le inspiró la original forma en que ella trataba lo extraordinario como algo perfectamente natural cuando contaba historias y sin importar cuán fantásticos o improbables fueran sus relatos, siempre los refería como si fueran una verdad irrefutable. Además del estilo, la abuela Mina inspiró también el personaje de Ursula Iguarán que, unos treinta años más tarde, su nieto usaría en Cien años de soledad, su novela más popular.

Su abuelo murió en 1936, cuando Gabriel tenía ocho años. Debido a la ceguera de su abuela, él se fue a vivir con sus padres en Sucre, población ubicada en el departamento de Sucre (Colombia), donde su padre trabajaba como farmacéutico.  Su niñez estaba relatada en sus memorias Vivir para contarla. Después de 24 años de ausencia, en 2007 regresó a Aracataca para un homenaje que le rindió el gobierno colombiano al cumplir sus 80 años de vida y los 40 desde la primera publicación de Cien años de soledad.

Título: ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis
Autores: Gabriel Garcia Marquez
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 202 KB
Formato:PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF) Gratis Gabriel Garcia Marquez – ElCoronelNoTieneQuienLeEscriba (PDF)  Gratis Es una pequeña obra maestra del estilo condensado de García Márquez» (José Miguel Oviedo). Con todo, y dada la fuerza del mundo macondino del autor, es difícil sustraerse a señalar semejanzas y diferencias entre ambos títulos. En El   coronel no tiene quien le escriba   ya hay un germen de desmesura, concretamente en lo que al tiempo se   refiere (esa larga espera del protagonista por su pensión siempre demorada); está, desde luego, el tema…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.