Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Francisco De Quevedo – Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)

Francisco De Quevedo – Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)

Francisco De Quevedo – Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)

Francisco De Quevedo - Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)

Francisco De Quevedo – Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)

Introduccion del Libro Francisco De Quevedo – Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)

GRACIAS

No se espantarán de que el culo sea desgraciado los que supieren que todas las cosas aventajadas en nobleza y virtud corren esta fortuna por ser despreciadas de ella, y él, en particular, por tener imperio y veneración que los demás miembros del cuerpo; pues, bien mirado, es el más perfecto y bien colocado dél, y más favorecido de Naturaleza, pues su forma es circular, como la esfera, y dividido en un diámetro o zodiaco como ella. Su sitio es en medio, como el del sol; su tacto es blando; tiene un solo ojo, por lo cual algunos le han querido llamar tuerto, y, si bien miramos, por esto debe ser alabado, pues se parece a los cíclopes, que tenían un solo ojo y descendían de los dioses.

El no ver es por falta del amor poderoso, fuera de que el ojo del culo, por su mucha gravedad y autoridad, no conciente niña. Y, bien mirado, es más de ver que los ojos de la cara que, aunque no es tan claro, tiene más hechura. Sino, miren los de la cara, sin ninguna labor, tan llanos; y al ojo del trancahilo lleno de pliegues y molduras, repulgo y dobladillos, y con una ceja que puede ser cola de matalote o barba de un letrado. Y así, como a cosa tan preciosa y hermosa, le traemos tan guardado en lo más seguro del cuerpo, pringado con dos murallas de nalgas, amortajado en una camisa, envuelto en unos dominguillos, envainado en unos greguescos, avahado con una capa, que aún la luz no le da; que por eso se dijo: «Bésame donde no me da el sol». Y no los de la cara, que no hay paja que no los haga caballeriza, ni polvo que no los enturbie, ni relámpago que no los ciegue, ni palo que no los tope, ni caída que no los atemorice, ni tristeza que no los enternezca.

Lléguense al reverendísimo ojo de culo que se deja tratar tan familiarmente de toda basura y elemento, ni más ni menos. Fuera de que hablaremos que es más necesario el ojo del rabo solo que los dos de la cara, porque cuanto uno sin ojos en ella puede vivir, y sin ojo de culo, no cagando, no podrá…

DESGRACIAS

1. Ensaña un carbonazo y mugriento la lección a un descuidado niño, encomiéndasela a la memoria; divirtiértese después jugando, olvídasele, no sabe darla, y, en pena de lo que pecó la memoria, ábrele el culo a azotes.

2. Da un estudiante un madrugón a una viña, decena la mitad della, lleva un lagar en el estómago, topa una fuete y, porque se lo pide el gusto, bebe agua, hártase, peca la sed y deshácese en vivas cámaras el desdichado ojo del culo.

3. Como el otro, hambriento y engullidor, en mala sazón seis membrillos por madurar, porque los topó baratos. Aconséjaselo su apetito, asiéntansele en el estómago y abrasan a puros jeringazos al pobre ojo del culo.

4. Impórtale a uno bajar una escalera, no mira adonde pone los pies, resbala, pecan los ojos y va bajando, haciendo astillas el del culo, de escalón en escalón.

5. Tiene un mal curado enfermo modorra porque el mal se le ha apoderado de los sentidos; pecólo el médico con descuidadas prevenciones y consumen a puras sangujuelas al mal aventurado ojo del culo.

6. Sábese por el texto que el regüeldo es un pedo malogrado según lo escribe Angulo, pues de puro desdichado no pudo llegar al culo. y en la fe de que le echa la boca, no ha salido, cuando todos le dan una barahúnda de coches; y al pedo le maldicen sólo porque salió por el mal aventurado ojo del culo…

Título: Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF)
Autores: Francisco De Quevedo
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 112 KB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Francisco De Quevedo - Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF) Introduccion del Libro Francisco De Quevedo - Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo (PDF) GRACIAS No se espantarán de que el culo sea desgraciado los que supieren que todas las cosas aventajadas en nobleza y virtud corren esta fortuna por ser despreciadas de ella, y él, en particular, por tener imperio y veneración que los demás miembros del cuerpo; pues, bien mirado, es el más perfecto y bien colocado dél, y…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.