Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 3 » Edgar Rice Burroughs – Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)

Edgar Rice Burroughs – Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)

Edgar Rice Burroughs – Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)

Edgar Rice Burroughs - Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)

Edgar Rice Burroughs – Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)

Introduccion del Libro Edgar Rice Burroughs – Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)

I

En una oscura y sucia choza de la aldea caníbal de Obebe, situada en las orillas del río Ugogo, Esteban Miranda mordisqueaba en cuclillas los restos de un pescado medio cocido. Llevaba alrededor del cuello una argolla de hierro sujeta, mediante una cadena oxidada de pocos metros de longitud, a una robusta estaca clavada en el suelo cerca de la entrada baja, que llegaba, por la única calle de la aldea, hasta no lejos de la choza del propio Obebe.

Esteban Miranda llevaba un año encadenado así, como un perro, y como un perro a veces se arrastraba por la puerta baja de su choza y se tumbaba al sol. Tenía dos diversiones, y sólo dos. Una era la persistente idea de que él era Tarzán de los Monos, cuya identidad había usurpado durante tanto tiempo y con tanto éxito que, como buen actor que era, no sólo había interpretado el papel, sino que lo había vivido; se había convertido en Tarzán. Para él, él era el auténtico Tarzán de los Monos, y también lo era para Obebe; pero el hechicero de la aldea insistía en que era el demonio del río y, como tal, había que propiciarlo y no encolerizarlo.

Esta diferencia de opiniones entre el jefe y el hechicero era lo que había mantenido a Esteban alejado de las ollas de la aldea, pues Obebe quería comérselo, pensado que era su viejo enemigo, el hombre-mono; pero el hechicero había despertado los temores supersticiosos de los aldeanos convenciéndolos a medias de que su prisionero era el demonio del río que se disfrazaba de Tarzán y que, por tanto, el desastre absoluto descendería sobre la aldea si le infligían algún daño. La consecuencia de esta diferencia entre Obebe y el hechicero era que el español conservaría la vida hasta que se demostrara la verdad de una afirmación u otra; si Esteban moría de muerte natural, era Tarzán, el mortal, y el jefe Obebe estaba vengado; si vivía eternamente o desaparecía de forma misteriosa, la afirmación del hechicero sería aceptada sin discusión alguna.

Después de aprender su lengua, y con ello enterarse del capricho del destino que había desviado su suerte por un margen muy estrecho de las ollas de los caníbales, estaba menos impaciente por proclamarse Tarzán de los Monos. En lugar de ello lanzaba misteriosas sugerencias de que, en realidad, no era otro que el demonio del río. El hechicero estaba encantado y todos fueron engañados excepto Obebe, que era anciano y sabio y no creía en demonios del río, y el propio hechicero, que también era anciano y sabio y tampoco creía en ellos, pero se dio cuenta de que era estupendo que sus feligreses creyeran en él.

La otra diversión de Esteban Miranda, aparte de creerse Tarzán en secreto, consistía en regodearse con la bolsa de diamantes que Kraski, el ruso, había robado al hombre-mono y que había caído en manos del español después de que éste asesinara a Kraski; la misma bolsa de diamantes que había entregado a Tarzán en las cámaras acorazadas de La Torre de los Diamantes, en el valle del Palacio de los Diamantes, cuando había rescatado a los gomangani del valle de la tiránica opresión de los bolgani.

Esteban Miranda pasaba horas enteras sentado a la débil luz de su sucia choza, contando y acariciando las relucientes piedras. Mil veces había pesado cada una en la palma de la mano, calculando su valor y traduciéndolo a la cantidad de placer carnal que una riqueza tan grande podría proporcionarle en las capitales del mundo. Vivía entre su propia porquería, se alimentaba de restos podridos que manos sucias le arrojaban, y sin embargo poseía la riqueza de un Creso, y en su imaginación vivía como Creso y su repugnante choza adquiría la pompa y circunstancia de un palacio gracias a los destellos de las piedras preciosas. Cuando oía ruido de pasos que se aproximaban, escondía apresuradamente su fabulosa fortuna en el raído taparrabo que constituía su único atuendo y de nuevo se convertía en prisionero en una choza de una aldea de caníbales.

Y de pronto, tras un año de solitario confinamiento, le llegó una tercera diversión: Uhha, la hija de Khamis, el hechicero. Uhha tenía catorce años y era gentil y curiosa.

Desde hacía un año había observado al misterioso prisionero desde cierta distancia, hasta que, por fin, la familiaridad venció sus temores y un día se le acercó cuando yacía al sol frente a su choza. Esteban, que había estado observando su tímido avance, sonrió para darle ánimos. No tenía ningún amigo entre los lugareños y era consciente de que, si podía entablar amistad aunque sólo fuera con uno, su sino sería mucho más fácil y la libertad estaría un paso más cerca. Por fin Uhha se detuvo a unos pasos de Esteban. Era una niña, ignorante y salvaje; pero mujer, al fin y al cabo, y Esteban Miranda conocía bien a las mujeres.

-Llevo un año en la aldea del jefe Obebe -dijo él vacilante en el lenguaje de sus captores, que tan laboriosamente había aprendido-, pero nunca había imaginado que sus muros contuvieran una belleza como tú. ¿Cómo te llamas?

Uhha se sintió complacida. Esbozó una amplia sonrisa.

-Soy Uhha -le dijo-. Mi padre es Khamis, el hechicero.

Ahora fue Esteban Miranda el complacido. El destino, después de darle la espalda durante tanto tiempo, por ¡In estaba de su lado. Le había enviado a alguien que podría resultar una flor de esperanza si la cultivaba…

Título: Tarzán Y Los Hombres Hormiga (PDF)
Autores: Edgar Rice Burroughs
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.6 MB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo

4 Comentarios

  1. Hola, tienen algun link para descargar todos los libros? Acabo de comprar un iPad y quiero llenarla de libros.
    Gracias y excelente pagina <3

  2. Hola, lamentablemente no tenemos un enlace con el cual puedas descargar todos los libros.. tenemos alrededor de 3000 libros.

    Saludos

  3. Gracias por la respuestas, quizas tienes un TXT con todos los libros, Soy docente de Fisica, Quimica y Matematicas en 2 Universidades de Colombia y hay algunos libros que no se consiguen aca en Colombia y tu los tienes en la pagina, si pudiera bajar todos los libros me ayudarías muchisimo y todos los alumnos ingresarían a tu pagina para descargar algunos libros que yo vea interesantes.

    Saludos cordiales

  4. Buen día.

    Lo único que te puedo brindar es nuestro indice… Donde tenemos una lista completa de libros separadas por secciones…

    Puedes verla aquí: http://librosysolucionarios.net/lista-a-z-1000-solucionarios-gratis/

    Saludos

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.