Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Edgar Rice Burroughs – Dioses De Marte (PDF)

Edgar Rice Burroughs – Dioses De Marte (PDF)

Edgar Rice Burroughs – Dioses De Marte (PDF)

Edgar Rice Burroughs - Dioses De Marte (PDF)

Edgar Rice Burroughs – Dioses De Marte (PDF)

Introduccion del Libro Edgar Rice Burroughs – Dioses De Marte (PDF)

Doce años han pasado ya desde que puse el cadáver de mi tío carnal, el capitán John Carter, de Virginia, fuera de la vista de los hombres, en aquel extraño mausoleo del viejo cementerio de Richmond.

He meditado a menudo acerca de las extrañas instrucciones que me había dejado mientras dirigía la construcción de su resistente tumba, y con especial hincapié la de las partes que habrían de permitirle yacer en un casquete abierto, asunto que le preocupaba en extremo, así como que el poderoso mecanismo destinado a mover los cierres de la enorme puerta de la cripta, sólo se pudiera manejar desde dentro.

Doce años han pasado desde que leí el extraordinario manuscrito de aquel extraordinario hombre, de aquel hombre que no recordaba su niñez y que no sabía ni remotamente la edad que tenía, pues siempre poseía una apariencia joven, no obstante haber mecido en sus rodillas al bisabuelo de mi abuelo; de aquel hombre que pasó diez años en el planeta Marte, que había combatido por los hombres verdes de Barsoom y luchado contra ellos, que fué amigo y enemigo de los hombres rojos, que desposó a la siempre hermosa Dejah Thoris, princesa de Helium, y que durante casi diez años había sido el príncipe de la casa de los Tardos Mors, Jeddak de Helium.

Doce años han transcurrido ya desde que encontramos su cuerpo en el despeñadero tras su mansión sobre el Hudson, y con frecuencia, en el curso de estos largos años, he dudado sí John Carter estará muerto realmente, o de si andará vagando de nuevo por los abismos del mar muerto de aquel planeta agonizante, si habrá vuelto a Barsoom a fin de abrir las amenazadoras puertas de la increíble planta atmosférica a tiempo de salvar los incontables millones que perecían de asfixia en aquel remoto día que se había visto lanzado repentinamente por el espacio a través de cuarenta y ocho millones de millas para regresar otra vez a la Tierra. También me pregunto si podrá haber hallado a la princesa de los negros cabellos y al apuesto hijo, que había soñado le aguardaría junto a ella en los reales jardines de la mansión de Tardos Mors.

¿O habría encontrado que era demasiado tarde, y habría retrocedido así a una muerte viviente sobre un mundo agonizante? ¿O estará en verdad muerto, después de todo, y no volverá j amas ni a su madre la Tierra, ni a su amado Marte?

Así me encontraba, una calurosa tarde de agosto, perdido en inútiles cavilaciones, cuando el viejo Ben, mi antiguo ayuda de cámara, me entregó un telegrama. Rasgué la solapa para abrirlo y leí:

«Te espero mañana en el hotel Raleigh, de Richmond.» «John Carter.»

Al día siguiente, temprano, tomé el primer tren hacia Richmond, y dos horas después, penetraba, una vez anunciado, en los aposentos ocupados por John Carter.

Cuando entré se levantó para recibirme, su antigua sonrisa cordial de bienvenida le iluminó hermoso rostro. En apariencia, no había envejecido ni un solo minuto, sino que aún demostraba poseer el vigor y la agilidad propios de un genuino luchador de treinta años. Sus penetrantes ojos grises se mantenían aún claros, y las únicas líneas que marcaban su cara eran las propias de un carácter de hierro y de una determinación que siempre le descubrí desde que le vi por primera vez, hace de esto treinta y cinco años…

Título: Dioses De Marte (PDF)
Autores: Edgar Rice Burroughs
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 612 KB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Edgar Rice Burroughs - Dioses De Marte (PDF) Introduccion del Libro Edgar Rice Burroughs - Dioses De Marte (PDF) Doce años han pasado ya desde que puse el cadáver de mi tío carnal, el capitán John Carter, de Virginia, fuera de la vista de los hombres, en aquel extraño mausoleo del viejo cementerio de Richmond. He meditado a menudo acerca de las extrañas instrucciones que me había dejado mientras dirigía la construcción de su resistente tumba, y con especial hincapié la de las partes que habrían de permitirle…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.