Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Cormac McCarthy – La oscuridad exterior (PDF-EPUB)

Cormac McCarthy – La oscuridad exterior (PDF-EPUB)

Cormac McCarthy – La oscuridad exterior (PDF-EPUB)

Cormac McCarthy - La oscuridad exterior (PDF-EPUB)

Cormac McCarthy – La oscuridad exterior (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Cormac McCarthy – La oscuridad exterior (PDF-EPUB)

La novela narra la historia de Rinthy, una mujer que queda embarazada de su hermano, Culla. Después del parto, Culla abandona al niño en el bosque y le dice a su hermana que murió de causas naturales y que él lo enterró. Rinthy descubre su mentira y emprende un viaje para buscar el bebé. Mientras tanto, el bebé es encontrado por un vendedor ambulante.

Culla abandona a su hermana después de que ella descubriera la tumba falsa en el bosque y viaja de pueblo en pueblo buscando trabajo. La gente que encuentra lo trata con sospecha. Cuando algo malo pasa, la gente le echa la culpa sin importar que tan remotas sean las posibilidades de que él estuviera involucrado. Culla es acusado de robo, asesinato, invasión a la propiedad privada e incluso de asustar a una piara de cerdos.

Rinthy, a pesar de haber dado a luz recientemente, trata en vano de localizar al vendedor ambulante. A diferencia de su hermano, Rinthy es ayudada por casi todas las personas con las que se encuentra. Generalmente ella sólo pide un vaso de agua y le ofrecen lugares donde quedarse y comida. No es hasta que encuentra al vendedor, quien descubre la verdad sobre su embarazo, que es tratada cruelmente.

Prólogo

Ella le despertó a sacudidas devolviéndolo a la callada oscuridad. Vamos, dijo. Deja ya de gritar.

Él se incorporó. ¿Qué?, dijo. ¿Qué pasa?

Le despertó a sacudidas de una oscuridad a otra, rescatado de la vociferante turbamulta bajo un sol negro para penetrar en una noche más dolorosa, incorporándose y maldiciendo por o bajo en la cama que compartía con ella y con la cosa sin nombre que ella llevaba en su vientre.

Despertó del siguiente sueño:

En la plaza había un profeta que exhortaba con los brazos abiertos a la multitud indigente allí congregada; una delegación de la miseria humana que le prestaba atención con ojos ciegos vueltos hacia arriba y muñones arrugados y llagas purulentas. El sol estaba en la cúspide del eclipse y el profeta les dirigió la palabra.

Dentro de nada el sol se oscurecería y toda aquella gente sanaría de sus males antes de que el astro reapareciera. Y el que esto soñaba se encontraba también entre los suplicantes y cuando una vez bendecidos el sol empezó a ennegrecer, se abrió paso entre los demás y levantó la mano y tomó la palabra: Yo, exclamó en voz alta. ¿Me curaré también? El profeta le miró como si le sorprendiera verle en medio de aquellos parias. El sol se detuvo. Dijo el profeta: Sí, es posible que te cures. El sol se desplomó de pronto y la noche cayó como un grito. El último borde, fino como un alambre, fue arrastrado hasta desaparecer. Aguardaron. Nada se movía. Esperaron mucho tiempo y empezaba a hacer frío. Encima de ellos las estrellas de otra estación.

Empezaron a inquietarse, a murmurar. El sol no volvía. El frío aumentó y también la negrura y el silencio y unos empezaron a gritar y otros a desesperar pero el sol no aparecía. El propio soñador sintió miedo. Sonaron reproches contra él. Estaba atrapado por la muchedumbre y el hedor que despedían sus harapos le asfixiaba.

Estaban cada vez más furiosos y soliviantados y trató de escabullirse pero ellos le reconocieron incluso en medio de aquel pozo negro de oscuridad y cayeron sobre él profiriendo alaridos de indignación.

Por la mañana oyó sonar en el bosque el falso carillón del hojalatero. Se levantó y fue tambaleándose hasta la puerta para ver de qué nueva desgracia podía tratarse. No había ido nadie a la cabaña desde hacía unos tres meses y él mismo corría como un poseso hasta el claro umbrío para saludar con el brazo a quienquiera que por azar u oscuro propósito visitara tan remoto paraje, recorriendo él mismo ida y vuelta una vez a la semana los seis kilómetros de fango primaveral reciente que distaban del almacén para comprar las pocas cosas que necesitaban. Harina de maíz y petróleo de carbón. Y caramelos para ella. Cuando el hojalatero irrumpió en el claro con su carreta en medio de una ebria cencerrada, él ya estaba allí agitando los brazos como si tratara de repeler un mal de ojo. El hojalatero le miró entonces, criatura gnómica y menuda laureada por un laberinto de cabellos entrecanos, con sus dulces ojos grises.

Ojo, gritó. Hay enfermos.

El hojalatero dio unos cuantos pasitos más, retrocediendo a la inercia del carro como un mulo repropio, se detuvo y dejó las lanzas en el suelo y se pasó por la frente la manga de su raída chaqueta azul. ¿De qué clase?, dijo.

El hombre se le acercó sin dejar de agitar la mano, mudos sus zapatones claveteados en aquella alfombra de borrajo y como único sonido los cubos del hojalatero en pendulante y sonoro vaivén hacia su gradual reposo.

Fiebre y escalofríos, dijo el hombre. Será mejor que no se acerque…

Título: La oscuridad exterior (PDF-EPUB)
Autores: Cormac McCarthy
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 973 KB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Cormac McCarthy - La oscuridad exterior (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Cormac McCarthy - La oscuridad exterior (PDF-EPUB) La novela narra la historia de Rinthy, una mujer que queda embarazada de su hermano, Culla. Después del parto, Culla abandona al niño en el bosque y le dice a su hermana que murió de causas naturales y que él lo enterró. Rinthy descubre su mentira y emprende un viaje para buscar el bebé. Mientras tanto, el bebé es encontrado por un vendedor ambulante. Culla abandona a su hermana después de que…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.