Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis

Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis

Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis

Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis

Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis

Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis Es un libro que presenta trece de las más célebres y espeluznantes historias de fantasmas escritas por Dickens —«El fantasma en la habitación de la desposada», «El juicio por asesinato», «El guardavías», «Fantasmas de Navidad», «El Capitán Asesino y el pacto con el Diablo», «La visita del señor Testador» o «La casa encantada», entre otras—, en una nueva traducción al castellano. Villanos que mueren ahorcados, mujeres misteriosas que encargan retratos desde el más allá, marinos desaparecidos que hacen visitas inesperadas a los vivos, viajeros victorianos que se encuentran con siniestros niños en oscuros caserones… Puro talento gótico.

Los relatos de fantasmas que recoge este volumen son fragmentos independientes que forman parte de otras obras –como es el caso de los cuatro primeros, que provienen de Los papeles póstumos del club Pickwick– o son narraciones independientes aparecidas en distintas publicaciones periódicas.Los temas de las obras demuestran el interés del autor por las cuestiones sobrenaturales, como el espiritismo o la precognición, muy en boga en la sociedad victoriana. Así, encontramos relatos como «La silla extravagante», «Los fantasmas del correo», «Los duendes que secuestraron a un sepulturero», «El manuscrito de un loco», «Para leer al anochecer» o «El fantasma en el aposento de la novia».

Es por eso por lo que creía en fantasmas. Motivos tenía para hacerlo: a lo largo de su vida se cruzó con varios. En su infancia, una niñera a la que temía, le inculcó el miedo por las historias siniestras, de regresados que venían exigiendo la sangre o la cabeza del niño Dickens. En su adolescencia y madurez, tuvo razones para seguir alimentando un reverendo respeto por lo sobrenatural cuando se documentaba para sus libros. Dickens vio fantasmas en las cárceles hacinadas, en los hospicios, en escuelas públicas, y los trasladó a sus páginas. Enriqueció el ya nutrido panorama del espectro victoriano sustituyendo castillos por vericuetos legales, caserones (aunque éstos existieron de alguna manera en su imaginación) por pasillos oscuros. Así no es extraño que muchos de sus títulos lleven una pizca de sal fantasmagórica: Martin Chuzzlewitz, Casa desolada o, sobre todo, Grandes esperanzas, han quedado como ejemplos para la posteridad.

Escribió muchos relatos de fantasmas. Se trataba de piezas para contar a la luz de un fuego, al término de una reunión social. El inglés victoriano era supersticioso y tenía fe en supercherías (recuérdese, por citar un caso, que el racional Arthur Conan Doyle fue un notorio espiritista), gustaba de temblar y de inquietarse. Dickens le daba justo lo que quería: cuentos con los que estremecerse, historias escalofriantes por entonces muy efectivas –que han envejecido mal a ojos descreídos- y siempre estupendamente narradas. A partir de 1850, cuando tomará las riendas de Household Words, la primera revista de la que será editor hasta 1859, ofrecerá a sus lectores una amplia gama de cuentos de tema sobrenatural. Cuentos que han circulado posteriormente en numerosas antologías, bajo distintas formas. La de Wordsworth Classics, una de tantas, es para nosotros la más importante de todas.

De ella se han extraído los trece relatos que componen Para leer al anochecer. Historias de fantasmas, el libro con el que Impedimenta ha querido tributar al genio de las letras inglesas. La selección efectuada no tiene afán de exhaustividad, no quiere ser la definitiva colección de cuentos fantasmagóricos dickensianos; tan sólo sigue el orden de aquella edición inglesa, con sus luces y sombras; seguro que el lector versado en Dickens encontrará carencias. La mixtura es, en cualquier caso, muy digna, ya que cuenta con obras maestras de la talla de El guardavías, El juicio por asesinato o El fantasma en la habitación de la esposada, esta última de fabuloso ritmo, al haber sido escrita en colaboración con Wilkie Collins, maestro del suspense en su forma breve).

Biografia del Autor

(Portsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812 – Gads Hill Place, Inglaterra, 9 de junio de 1870) fue un famoso novelista inglés, uno de los más conocidos de la literatura universal, y el principal de la era victoriana. Fue maestro del género narrativo, al que imprimió ciertas dosis de humor e ironía, practicando a la vez una aguda crítica social. En su obra destacan las descripciones de gente y lugares, tanto reales como imaginarios. Utilizó en ocasiones el seudónimo Boz.

Sus novelas y relatos cortos disfrutaron de gran popularidad en vida del escritor, y aún hoy se editan y adaptan para el cine continuamente. Dickens escribió novelas por entregas, el formato usual en la ficción en su época, por la simple razón de que no todo el mundo poseía los recursos económicos necesarios para comprar un libro, y cada nueva entrega de sus historias era esperada con gran entusiasmo por sus lectores, nacionales e internacionales. Dickens fue y sigue siendo venerado como un ídolo literario por escritores de todo el mundo.

Charles Dickens nació el 7 de febrero de 1812, en el distrito de Landport, perteneciente a la ciudad de Portsmouth, hijo de John Dickens (1786–1851), oficinista de la Pagaduría de la Armada en el arsenal del puerto de Portsmouth, y de su esposa Elizabeth Barrow (1789–1863). En 1814, la familia se trasladó a Londres, Somerset House, en el número diez de Norfolk Street. Cuando el futuro escritor tenía cinco años, la familia se mudó a Chatham, Kent. Su madre era de clase media y su padre siempre arrastraba deudas, debido a su excesiva inclinación al despilfarro. Charles no recibió ninguna educación hasta la edad de nueve años, hecho que posteriormente le reprocharían sus críticos, al considerar su formación en exceso autodidacta. Con esta edad, después de acudir a una escuela en Rome Lane, estudió cultura en la escuela de William Gile, un graduado en Oxford. Pasaba el tiempo fuera de su casa, leyendo vorazmente. Mostró una particular afición por las novelas picarescas, como Las aventuras de Roderick Random y Las aventuras de Peregrine Pickle de Tobias Smollett, y Tom Jones de Henry Fielding. Éste sería su escritor favorito. También leía con fruición novelas de aventuras como Robinson Crusoe y Don Quijote de la Mancha. En 1823, vivía con su familia en Londres, en el número 16 de Bayham Street, Camden Town, que era entonces uno de los suburbios más pobres de la ciudad. Aunque sus primeros años parecen haber sido una época idílica, él se describía como un «niño muy pequeño y no especialmente cuidado». También hablaría de su extremo patetismo y de su memoria fotográfica de personas y eventos, que le ayudaron a trasladar la realidad a la ficción.

Su vida cambió profundamente cuando su padre fue denunciado por impago de sus deudas y encarcelado en la prisión de deudores de Marshalsea. La mayor parte de la familia se trasladó a vivir con el Sr. Dickens a la cárcel, posibilidad establecida entonces por la ley, que permitía a la familia del moroso compartir su celda. Charles fue acogido en una casa de Little College Street, regentada por la Señora Roylance y acudía los domingos a visitar a su padre en la prisión.

A los doce años, se consideró que el futuro novelista tenía la edad suficiente para comenzar a trabajar, y así comenzó su vida laboral, en jornadas diarias de diez horas en Warren’s boot-blacking factory, una fábrica de betún para calzado, ubicada cerca de la actual estación ferroviaria Charing Cross de Londres. Durante este periodo su vida transcurrió pegando etiquetas en los botes de shoes polish (betún para calzado); ganaba seis chelines semanales. Con este dinero, tenía que pagar su hospedaje y ayudaba a la familia, la mayoría de la cual vivía con su padre, que permanecía encarcelado.

Después de algunos meses, su familia pudo salir de la prisión de Marshalsea, pero su situación económica no mejoró hasta pasado un tiempo, cuando al morir la abuela materna de Charles, su padre recibió una herencia de 250 libras. Su madre no retiró a Charles de forma inmediata de la compañía, que era propiedad de unos parientes de ella. Dickens nunca olvidaría el empeño de su madre de obligarle a permanecer en la fábrica. Estas vivencias marcarían su vida como escritor: dedicaría gran parte de su obra a denunciar las condiciones deplorables bajo las cuales sobrevivían las clases proletarias. En su novela David Copperfield, juzgada como la más autobiográfica, escribió: «Yo no recibía ningún consejo, ningún apoyo, ningún estimulante, ningún consuelo, ninguna asistencia de ningún tipo, de nadie que me pudiera recordar. ¡Cuánto deseaba ir al cielo!».

Título: Historias de fantasmas (PDF) Gratis
Autores: Charles Dickens
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 429 KB
Formato:PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis Charles Dickens – Historias de fantasmas (PDF) Gratis Es un libro que presenta trece de las más célebres y espeluznantes historias de fantasmas escritas por Dickens —«El fantasma en la habitación de la desposada», «El juicio por asesinato», «El guardavías», «Fantasmas de Navidad», «El Capitán Asesino y el pacto con el Diablo», «La visita del señor Testador» o «La casa encantada», entre otras—, en una nueva traducción al castellano. Villanos que mueren ahorcados, mujeres misteriosas que encargan retratos desde el…

Review Overview

0%

User Rating: 4.7 ( 1 votes)
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.