Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Barbara Wood – El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)

Barbara Wood – El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)

Barbara Wood – El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)

Barbara Wood - El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)

Barbara Wood – El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Barbara Wood – El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)

Sumido en la desolación por el repentino fallecimiento de su esposa, Faraday Hightower ha perdido las ganas de vivir. Pero un buen día una gitana le trae noticias de su mujer desde el otro mundo: Faraday debe viajar al desierto de Nuevo México para descubrir la sabiduría de los chamanes.

Una vez allí, dedicado en cuerpo y alma a esta obsesión, tiene una visión mágica: se le aparece una joven india llamada Hishi’tiwa para revelarle que debe buscar una olla de cerámica que ella misma esculpió hace casi un milenio y que le proporcionará los secretos de un pueblo extinguido, los cuales le permitirán sumergirse en el devenir cósmico, donde se reencontrará con su amada esposa.

Prólogo

El mensajero aceleró su carrera por la ruta pavimentada, mientras el temor sacudía violentamente su corazón. Le sangraban los pies, pero no se atrevía a detenerse. Miró hacia atrás. Tenía los ojos desmesuradamente abiertos por efecto del terror. Tropezó, luchó para recuperar el equilibrio y siguió adelante. Tenía que prevenir al clan.

Se acercaba un Señor de la Noche.

Hoshi’tiwa se hallaba sentada al sol al pie del acantilado, ocupada en hilar algodón para su vestido de novia. Tenía las piernas cruzadas y movía un huso de madera subiéndolo y bajándolo por su muslo para tomar hábilmente fibras limpias de un cesto lleno de algodón cardado y sumarlas al hilo que iba creciendo poco a poco y que sería luego teñido y tejido para formar finalmente una cinta para sus cabellos.

A su alrededor, todo el clan estaba ocupado en las tareas de la vida diaria: los granjeros en plantar maíz, las mujeres en mantener los fuegos para cocinar y en cuidar a los niños, y los alfareros en hacer las tinajas para agua de lluvia por las que era celebrado su clan, aunque algunos de ellos habían sido apartados de sus tareas para ayudar en la siembra. Porque el año anterior, en efecto, cuando habían acudido al Lugar del Centro a entregar su tributo anual de grano, al Pueblo del Sol se le había dicho que aquel año la cantidad debía doblarse. Aquello suponía un esfuerzo para el clan, pero todos cooperaban y estaban seguros de poder alcanzar la cuota.

Mientras Hoshi’tiwa hilaba su algodón, no sabía que, en el otro extremo del mundo, un pueblo de extraña raza había llamado a este mismo ciclo del sol el Año de Nuestro Señor de 1150. No sabía que aquellas gentes viajaban montadas a lomos de animales, algo que su propio pueblo no hacía, ni que empleaban una herramienta llamada rueda para transportar cosas. Hoshi’tiwa no sabía nada de catedrales y pólvora, de café ni relojes, y no podía imaginar que aquella gente llevara su rareza al extremo de dar nombres a sus cañones, ríos y montañas.

El poblado de Hoshi’tiwa no tenía nombre. Ni lo tenían el cercano río o las montañas que se alzaban sobre sus cabezas. Muchos años después, en el futuro, otra raza vendría a ese lugar y daría nombres a todo cuanto vieran y recorrieran. A trescientos veinte kilómetros al sudeste de donde ahora sentía Hoshi’tiwa el calor del sol en los brazos, surgiría una ciudad a la que llamarían Albuquerque. Y los trescientos mil kilómetros cuadrados de tierra circundante se conocerían con el nombre de Nuevo México. La muchacha no podía saber que durante siglos a partir de entonces los extranjeros recorrerían las tierras situadas al norte de su asentamiento y les darían el nombre de Colorado.

Solo había un lugar que Hoshi’tiwa conociera por un nombre: el Lugar del Centro, llamado así porque era el centro del comercio y de comunicación para su pueblo, además de un importante centro religioso. Aun así, siglos más adelante el nombre de Lugar del Centro sería reemplazado por el de Chaco Canyon, y unos hombres y mujeres llamados antropólogos visitarían sus ruinas y especularían, discutirían, debatirían y teorizarían acerca de lo que llamaban el Abandono. Aquellas personas de un futuro lejano se preguntarían por qué Hoshi’tiwa y su gente, a la que los antropólogos llamarían incorrectamente «anasazi», se habían desvanecido de súbito, sin dejar ningún rastro.

Hoshi’tiwa ignoraba el hecho de que algún día sería parte de un antiguo misterio.

De haberlo sabido, hubiera dicho que no había nada misterioso en su vida. Su clan había vivido durante generaciones al pie de aquella escarpadura, en el recodo de un riachuelo, y a lo largo de todos aquellos siglos casi nada había cambiado. Si acaso, sus casas eran ahora mayores, un poco más complejas, y su cerámica había evolucionado hacia diseños más ingeniosos. Aparte de eso, cada generación era como la que la había precedido.

Hoshi’tiwa era la hija de un sencillo artesano, una muchacha que se sentía agradecida por lo poco que tenía a su alcance, pero que vivía segura con la convicción de que su mañana sería igual que el ayer…

Título: El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB)
Autores: Barbara Wood
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 3.6 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Barbara Wood - El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Barbara Wood - El Secreto De Los Chamanes (PDF-EPUB) Sumido en la desolación por el repentino fallecimiento de su esposa, Faraday Hightower ha perdido las ganas de vivir. Pero un buen día una gitana le trae noticias de su mujer desde el otro mundo: Faraday debe viajar al desierto de Nuevo México para descubrir la sabiduría de los chamanes. Una vez allí, dedicado en cuerpo y alma a esta obsesión, tiene una visión mágica: se…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.