Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Asun Balzola – La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)

Asun Balzola – La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)

Asun Balzola – La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)

Asun Balzola - La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)

Asun Balzola – La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro Asun Balzola – La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)

El día que fui al colegio con la cazadora de mi hermano Jaime, se armó la gris. Yo ya lo sabía. Lo sabía desde que mi madre me miró especulativamente, prenda en mano. Entonces comprendí que la maldita cazadora pasaba a mi y que yo iba a ser el hazme reir de mi clase. Sentí eso que ponen en las novelas de que el destino es inexorable. Y mi madre también es inexorable.

—Pero, mama, ¡qué estoy horrible! —había dicho yo, una luz puesta la cazadora, que me quedaba larga y ancha.

—¡Qué va! ¡Estas muy bien! ¡Tiene estilo! —mi madre, tan contenta.

Y es que mama tiene unas ideas muy particulares sobre la elegancia. La idea fundamental es que lo que digan los demás no tiene la menor importancia; pero, claro, ella no va a mi colegio. Además, no esta gorda como yo; todo le cae bien. Y es inglesa, ya los extranjeros de verdad se les permite todo, o casi.

Una de las desventajas de ser la pequeña de los hermanos es ésta precisamente: estoy siempre heredando cosas. Generalmente me pasan la ropa de mi hermana Susana; aunque, por lo visto, ahora van a empezar a vestirme de señor…

Un día empecé a protestar, pero me salió mal. Estábamos en la sala, tomando el té, porque como somos medio ingleses tenemos esa manía y mi madre pone la mesa con las tacitas chinas de porcelana transparente. Y yo empecé a hablar de vestidos y de herencias.

—Es que tú, mama, a lo mejor no te das cuenta, porque eres inglesa y tal; pero a mi me parece que yo siempre resulto distinta de los demás. Cuando era más pequeña, recuerdo que todas las niñas, mamá, llevaban trenkas y yo tenia que apechugar con un abrigo de Suzy, horroroso. Y ahora, lo mismo. Que todas las chicas tienen camisas vaqueras y yo, nada, jersey heredado…

—Pero, Christie, ¿crees de verdad que es tan importante llevar lo que llevan los demás? ¿Lo que lleva todo el mundo?

—Si no es sólo eso… Es que yo quiero algo mio, sólo mio. Y elegirlo yo. Y, además, las camisas vaqueras son preciosas…

Me había puesto tan nerviosa, como siempre que quiero defender una idea por tonta o absurda que sea, que me atraganté.

Mi hermano el mayor, Pedro, que tiene veinte años, llevaba un rato diciendo:

«Que se dispara, que se dispara…». Y yo, bestia de mi, no me di cuenta de que era una advertencia, hasta que al atragantarme me tuve que callar. Entonces mamá se levantó y salió de la habitación.

—Chica, es que eres de burra… —dijo Jaime.

—Pero ¿por qué? ¿Qué he dicho?

Se miraban entre ellos, mis hermanos Pedro, Jaime y Suzy. Muy serios.

—¡Con todo lo mayor que eres, todavía no te enteras de que mama no tiene un duro…! ¡Por lo menos, un duro de sobra!

—Pero…, pero… ¡si vamos a esquiar!

—¿Qué prefieres: ir a esquiar o tener la maldita camisa de marras? A eso se le llama orden de prioridades, lela, más que lela. Si lo que prefieres es ir a la moda, las próximas Navidades te quedas en casa con la camisa puesta y nosotros te mandamos una postalita de la nieve —dijo Pedro, que es la mar de irónico.

—¿Es que no te das cuenta de que, desde que murió papa, mama se las ve y se las desea para sacarnos adelante?

Suzy me lleva dos años y es casi peor que Pedro. Dice las cosas de una manera que se corta el aire y, encima, es todo lo que yo no soy: educada, responsable, delgada, etcétera.

Me empecé a sentir mal. Fatal. Me estaba poniendo como un tomate. Iba a llorar de un momento a otro. Entonces Jaime, que siempre me saca de apuros, dijo:

—¡Christie y yo nos vamos a dar una vuelta! ¡Vosotros, recuperad a mamá!

Salimos a la calle. Llovía a mares porque aquí siempre está lloviendo y todo está mojado y húmedo.

Jaime me agarraba muy fuerte del brazo. Lo bueno de la lluvia es que, si lloras, no se nota…

Título: La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB)
Autores: Asun Balzola
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 591 KB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Asun Balzola - La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB) Introduccion del Libro Asun Balzola - La Cazadora De Indiana Jones (PDF-EPUB) El día que fui al colegio con la cazadora de mi hermano Jaime, se armó la gris. Yo ya lo sabía. Lo sabía desde que mi madre me miró especulativamente, prenda en mano. Entonces comprendí que la maldita cazadora pasaba a mi y que yo iba a ser el hazme reir de mi clase. Sentí eso que ponen en las novelas de que el destino es…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.