Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » Alice Kellen – Llévame A Cualquier Lugar (PDF)

Alice Kellen – Llévame A Cualquier Lugar (PDF)

Alice Kellen – Llévame A Cualquier Lugar (PDF)

Alice Kellen - Llévame A Cualquier Lugar (PDF)

Alice Kellen – Llévame A Cualquier Lugar (PDF)

Introduccion del Libro Alice Kellen – Llévame A Cualquier Lugar (PDF)

Me sudaban las manos, tenía el estómago revuelto y notaba un ligero temblor que se extendía por mis piernas, como si éstas fuesen de gelatina.

Jamás me había sentido tan nerviosa. Probablemente, estaba a punto de sufrir un ataque de ansiedad.

Respiré hondo repetidas veces, intentando alejar mis temores.

Había bastantes alumnos reunidos en el salón de actos de la universidad y todos ellos tenían el mismo objetivo: participar en el concurso convocado por la cadena local de la televisión del condado de Berkshire.

Cada cuatro años ―como si de unas olimpiadas se tratase―, la cadena Princett colaboraba con la universidad de Reading, dirigiendo y organizando el concurso Joven Promesa.

Podían presentarse al casting inicial los alumnos matriculados en periodismo en la universidad, abarcando todos los cursos. En la primera criba, que era exactamente donde me encontraba, se elegía a los seis participantes que formarían parte del concurso. Durante el año universitario, exactamente hasta marzo, los seis afortunados se batirán en duelo realizando reportajes como locutores, que se emitirán en directo a través del canal online del campus.

¿Cómo ganar? Conquistando al público.

Los reportajes se publicarán en la página web de la universidad y los alumnos votarán sus favoritos, dando como resultado a los dos finalistas tras varias rondas de eliminación. Eso sí, afortunadamente el ganador definitivo será decisión de los jueces. Sin embargo, para conseguir llegar a participar en el último reportaje, era obvio que había que caerle en gracia al público. Así funcionaba también la audiencia en la vida real.

El suculento premio era poder trabajar durante uno de los meses de verano en la cadena Princett.

A pesar de que consistía en cubrir un puesto de becaria ―nunca estaba de más aprender a preparar cafés o reorganizar el papeleo de tus superiores―, era una oportunidad única. Podías conocer desde dentro cómo funcionaba una cadena de televisión, conseguir valiosos contactos y, todavía más importante, tener una experiencia en el sector para poder trazar la primera línea del currículum.

Años atrás, ganar el concurso había sido crucial para muchos locutores que terminaron ocupando puestos privilegiados e importantes. Hacerse con el galardón Joven Promesa, abría muchas puertas.

En el salón de actos de la universidad, se llegaron a congregar alrededor de treinta alumnos para presentarse al casting. Todos estábamos de pie, formando una perfecta fila india, a la espera de que el acto comenzase.

En la primera hilera de butacas, estaban sentados los colaboradores de la cadena que se encargarían, poco después, de elegir a los seis participantes; entre los jueces se incluía también el famoso presentador estrella de la cadena Princett, Owen Gabsen. Observé con atención cómo se acomodaban en los asientos y preparaban algunos papeles para tomar anotaciones, antes de desviar la mirada para centrarme en mis compañeros.

La mayoría parecía compartir mi nerviosismo. Eh bien. Intenté distinguir algún rostro familiar, pero apenas había alumnos de primero, casi todos eran de cursos más avanzados. Una pequeña ventaja que a mí no me favorecía.

Cuando Owen Gabsen se levantó de una de las butacas y subió al escenario, logró acaparar la atención de los alumnos. Los murmullos se silenciaron rápidamente dando paso a un inquietante silencio. El famoso presentador dirigió el micrófono hacia sus labios sin prisa y sonrió de un modo estúpidamente encantador antes de hablar.

―Supongo que muchos me conoceréis por presentar las noticias de la noche en la cadena Princett ―cogió mucho aire de golpe y fingió sentirse abrumado por la emoción. Luego miró nuevamente al público y, cuando volvió a hablar, advertí el leve eco de su voz que parecía golpear contra las paredes del salón de actos―. Pero hoy quiero dirigirme a vosotros como uno más. Hace unos años, también estaba ahí abajo, mirando de reojo a un escenario que me aterrorizaba, a la espera de realizar el primer casting de mi vida.

Intentaba mostrarse cercano, quería que nos sintiésemos identificados. Pestañeó en exceso, fingiendo estar conmovido; Owen Gabsen sabía qué gesto debía utilizar en cada momento.

Habitualmente vestía riguroso traje de chaqueta, pero para la ocasión había optado por unos pantalones color caqui y una camiseta informal. No me gustaba como presentador, pero debía admitir que actuar se le daba genial.

―¿Sabéis lo que ocurrió al final, verdad? Gané el concurso ―sonrió con satisfacción―. Es una experiencia inigualable. Un trampolín laboral ―señaló con un dedo al público y lo movió de un lado a otro, abarcando el perímetro del salón de actos―. Todos tenéis la oportunidad de ganar. Dejad atrás los nervios, subid al escenario y demostrad lo que sois capaces de hacer.

Una entusiasta tanda de aplausos retumbó en las paredes del salón de actos. Los estudiantes se manifestaron sumamente emocionados tras el discurso, sentimiento que no compartía. Me pregunté cuántos de mis compañeros se habían presentado al casting solo para poder ver al presentador en vivo y en directo.

No me gustaba Owen Gabsen, su mirada era siempre esquiva. No solo era conocido por presentar las noticias de la noche, sino también por sus escarceos con jóvenes famosas y por protagonizar portadas en conocidas revistas del corazón. Su vida privada, había sido el desencadenante hacia la audiencia.

Cuando él volvió a sentarse, sin más preámbulos, el jurado le indicó al primer alumno de la fila que subiese al escenario. Guardamos silencio absoluto.

Observé al joven delgado que se dirigía hacia el micrófono con cautela. Se colocó con el dedo meñique las enormes gafas redondas que acaparaban la atención sobre su rostro y comenzó a informar sobre un asesinato cometido cerca del centro de Londres, a plena luz del día…

Título: Llévame A Cualquier Lugar (PDF)
Autores: Alice Kellen
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 1.0 MB
Formato: PDF

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
Alice Kellen - Llévame A Cualquier Lugar (PDF) Introduccion del Libro Alice Kellen - Llévame A Cualquier Lugar (PDF) Me sudaban las manos, tenía el estómago revuelto y notaba un ligero temblor que se extendía por mis piernas, como si éstas fuesen de gelatina. Jamás me había sentido tan nerviosa. Probablemente, estaba a punto de sufrir un ataque de ansiedad. Respiré hondo repetidas veces, intentando alejar mis temores. Había bastantes alumnos reunidos en el salón de actos de la universidad y todos ellos tenían el mismo objetivo: participar…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.