Libros y Solucionarios Más Descargados
Inicio » Literatura » Literatura 4 » AA.VV. – Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)

AA.VV. – Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)

AA.VV. – Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)

AA.VV. - Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)

AA.VV. – Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)

Introduccion del Libro AA.VV. – Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)

Él la estaba persiguiendo y ella lo sabía. Esperetta, de la casa de Drácula, notaba su presencia, allí fuera, en la fría oscuridad. Invisible. Temible. Amenazante.

Y cada vez estaba más cerca.

Más cerca.

Tan cerca que casi podía notar su aliento sobre su piel, ver sus ojos malignos que la acechaban implacablemente en la noche mientras ella huía, confiando en encontrar alguna manera de escapar.

Él quería matarla.

—Esperetta…

Esa voz sensual y profunda era mágica: siempre la hacía sentir débil, la sumía en una especie de adormecimiento. Pero ahora no se lo podía permitir. No, ahora que había descubierto que él era un monstruo.

Esperetta tropezó en la oscuridad. La niebla parecía cerrarse a su alrededor, como ralentizando su avance, como tirando de ella hacia atrás, hacia donde él la esperaba para devorarla.

En el bosque, el eco de los aullidos de los lobos viajaba con el aire que, gélido, le atravesaba el camisón y la capa manchados de tierra y la hacía sentirse casi desnuda.

Respirando entrecortadamente y con dificultad, intentó trepar sin éxito por un sólido muro de acero negro. No, no era acero.

Era él.

Sus manos palparon el temible emblema de oro de su armadura que representaba una serpiente enroscada que amenazaba con su veneno. Aterrorizada, levantó la vista y se encontró con esos ojos oscuros y profundos que parecían penetrarla. Pero no era eso lo que la atemorizaba. Lo que la asustaba era el hecho de que iba vestida con el blanco camisón de los muertos. La aterrorizaba el hecho de que se había arrastrado fuera de su propia tumba y se había encontrado en el cementerio de la iglesia bajo la luna llena. Se había quedado paralizada, mirando la lápida que mostraba su nombre y fecha de fallecimiento, durante una hora hasta que fue capaz de reunir el valor suficiente para abandonar ese lugar.

Ya no se encontraba en Moldavia, donde había estado cuando se había ido a la cama: ahora se encontraba en un pequeño pueblo a las afueras de Bucarest; en el patio de la iglesia del castillo de su padre, donde había nacido. Necesitaba comprender lo que le había sucedido, así que se dirigió a la casa de su padre, pero allí encontró un horror incluso peor que el de despertarse en la propia tumba.

Había visto a su esposo matar a su padre ante sus propios ojos. Le vio lanzar alegremente la cabeza de su padre a sus enemigos turcos y, chillando, escapó de ellos y penetró en la noche.

Y no había dejado de correr hasta ese momento. Ahora se encontraba en brazos de un hombre cuya armadura estaba manchada con la sangre de su propio padre. El mismo hombre a quien había jurado amar para toda la eternidad.

Pero no era a ese hombre a quien amaba. Este hombre era un monstruo con el corazón frío. Un mentiroso. Quizá mostrase el mismo porte imponente, tuviera el mismo pelo negro y largo y las mismas facciones afiladas y aristocráticas, pero no era Velkan Danesti quien la sujetaba en esos momentos.

Era el diablo en persona.

—¡Suéltame! —gruñó ella, apartándose de él de un empujón.

—¡Esperetta, escúchame!

—¡No! —gritó ella, alejándose mientras él intentaba sujetarla de nuevo—. Tú me has matado. Has matado a mi padre.

Él la miró con el ceño fruncido y si ella no hubiera visto su lado oscuro, hubiera creído que esa sinceridad no era fingida…

Título: Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB)
Autores: AA.VV.
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.1 MB
Formato: PDF-EPUB

LINKS DE DESCARGA:
Comparte Nuestros Libros!
Facebook
Twitter
Google +
Youtube
Correo
AA.VV. - Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB) Introduccion del Libro AA.VV. - Amor Al Primer Mordisco (PDF-EPUB) Él la estaba persiguiendo y ella lo sabía. Esperetta, de la casa de Drácula, notaba su presencia, allí fuera, en la fría oscuridad. Invisible. Temible. Amenazante. Y cada vez estaba más cerca. Más cerca. Tan cerca que casi podía notar su aliento sobre su piel, ver sus ojos malignos que la acechaban implacablemente en la noche mientras ella huía, confiando en encontrar alguna manera de escapar. Él quería matarla. —Esperetta… Esa voz…

Review Overview

0%

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.